Rodrigo Cordovero: “Un día en el infierno”


Race Report Ironman Lanzarote 2022

Antes de entrar en detalles de la carrera, comentar que este IRONMAN es considerado el más duro de la franquicia y llamado el IRONMAN de los IRONMAN. Es por esta razón que en un arrebato de locura, se me metió entre ceja y ceja por allá por el 2018 correr este IRONMAN algún día cuando estuviera preparado física y mentalmente.

Así las cosas, el año 2019 me inscribí a la versión 2020 del IRONMAN LANZAROTE y está demás decir que se postergó por la pandemia el 2020 y 2021. En consecuencia, estaba inscrito para esta versión 2022 y se acercaba Mayo a paso firme llegando a esta carrera sin la preparación que requiere un IM por motivos de trabajo y una lesión leve en el camino.

Como tenía todo pagado y reservada 2 semanas de vacaciones, el plan B era aprovechar el viaje para unas reconfortantes vacaciones en la isla de Lanzarote y ver la carrera desde el público. De todas formas lleve wetsuit, ropa de ciclismo y zapatillas para hacer el nado por último.

Llegamos a Lanzarote el miércoles am con mi hija que me acompañó en este viaje y fuimos al centro a vitrinear y tomarnos un helado para planificar los panoramas de la semana. De regreso al hotel pasamos por fuera de una tiendo de bici llamada “Tripasion” y se me vino la idea a la cabeza de arrendar una bici. Le pregunté a un muchacho que atendía si arrendaban bicis para la carrera y me dice que sólo tiene 2 ruteras de mi talla 56 (una FACTOR con cambio mecánico y otra CANYON con cambio electrónico). Ante esa respuesta aparece como relámpago el plan C (y si corro igual con bici arrendada?). El arriendo costaba $115.000 por 4 días, lo que me pareció muy razonable. Entonces se pone en marcha el plan C y al día siguiente fuimos a buscar el kit al Club La Santa que queda al otro extremo de la isla. El retiro de kit está en la expo que es bastante pequeña con unas 10 tiendas con muy pocos productos (ahí falta una mejora).

Una anécdota simpática es que el regreso a Puerto del Carmen donde alojaba tomamos un taxi compartido con 2 ingleses y conversando sobre la carrera uno me dice que es su primer IM. Obviamente la respuesta lógica era, por qué se te ocurrió correr este IM? Y me responde que le gustaban los desafíos duros. Acto seguido le pregunto qué comida llevaba para la carrera y me responde que dos sándwich de pollo mayo, galletas y geles. Cabe destacar que el hombre pesaba como 100kg y apuesto a que también se comía una parrillada para 4 en la bici… jejeje.

Entremos a la carrera: Sábado 5am preparar todo al parque cerrado revisando todos los detalles de vestimenta, comida y estrategia. Como llegaba al debe con entrenamiento había que aplicar una estrategia conservadora y no descuidar la comida ni líquido durante toda la carrera.

7:10 am comienza la largada en el agua en formato Rolling Start de 10 corredores y largo en la mitad de la masa. Los clásicos manotazos en los primeros metros y el nado se desarrollaba en un rectángulo donde la mitad era a favor de la corriente y la otra mitad en contra, paralelo al borde costero. Natación muy tranquilo para gastar el mínimo de energía y como planificado 1h21min a ritmo cómodo. Salida del agua hacia la T1 y ahí me demoré un montón cambiándome de ropa con la tricota y calzas de mi equipo los “Domingos Regenerativos” que entre paréntesis me estuvieron siguiendo toda la carrera… Gracias muchachos!!, llevaba los bolsillos llenos de comida (geles, barras de proteína y un Snickers, dos caramagiolas con carbos en polvo y 6 pastillas de sal (claves).

Salgo de la T1 hacia lo que sería la bici más dura que he vivido en los 11 años de triatleta. El circuito de 180km con 2.500m de desnivel positivo y con vientos por sobre los 50km/h no permitían rodar a más de 15km/h en varios pasajes de la ruta. Saliendo desde Puerto del Carmen se sube 10km hasta el cruce Asomada y desde ahí se va hacia el pueblo de Yaiza por un falso plano en bajada con viento a favor por 10km y de regreso todo en subida con viento muy fuerte en contra durante 30km aproximadamente hacia Fire Mountain, en este tramo muchos quemando piernas y pasados de roscas que lo pagarían más tarde. Entre el km 60 y 95 casi todo el rato con viento en contra y algunos tramos con viento remolino desde todos lados. A partir del km 95 viene la subida a la montaña Los Helechos similar a la subida desde curva 0 a Yerba Loca. Una bajada un poco técnica con curvas menos cerradas que Farellones, pero con buen pavimento me hicieron alcanzar a los 4 que iban subiendo conmigo y que me largaron. Después viene el penúltimo puerto que es la subida al Mirador del Río donde se ve toda la isla y ahí sí que había un viento para botarte de la bici si no lo sabias sobrellevar. Bajando el mirador se llega al km125, donde ya no quedan piernas y la fatiga te llegaba a todo el cuerpo. Aquí aparecen los primeros demonios de retiro y dando la batalla pedal a pedal con estos demonios que te dicen: retírate si no vas a ser el primero, ya lo diste todo basta, para la próxima será, etc… todo tipo de demonios mentales que me acompañaron hasta el km 160, donde está el último ascenso al volcán Teguise y donde ver “cadáveres” en el camino reforzaba la idea del retiro. La frase que me metí en la cabeza fue faltan sólo 20km y el final es pura bajada, Vamos Carajo que ya estás aquí y hoy se escribe una historia!!

Finalmente llego a Puerto del Carmen y 180km terminados. Una T2 con mucha calma recuperando lo que más se pueda con una RedBull que me pasaron, una barra Cliff de chocolate y agua. Me puse short de trote y una polera porque no lleve trisuit y a correr a ritmo tranqui lo que más se pueda y el resto lo caminaría, me mentalizaba en la T2.

Primer giro de 21km y a 6min/km era Usain Bolt al lado de los que iban entre calambres y caminando en la costanera. Nunca vi tanta gente caminar en un IM, ni siquiera en Pucón. Otra amenaza más al ver caminar a tanta gente que los demonios no perdonan y te dice, están todos caminando, tu también puedes caminar. Ahí cabeza fría y a paso cortito 7min/km pero bloqueda la idea de caminar. Llega el km 30 y las piernas ya no respondían y tuve que parar hidratarme y con el estómago con puntadas de tanta comida, así que entre el km 34 y 42 mezclé trote con caminata con una parada a un consomé de pollo en el km38 y de ahí corriendo a meta a cumplir el sueño… YOU ARE AN IRONMAN!

  • Tiempo: 14:52:52 (129º en 45-49)
  • Natación: 1:21:46 / Ciclismo: 8:04:29 / Trote: 4:57:54

Por Rodrigo Cordovero

Fecha de la carrera: Sábado 21 de mayo de 2022

Volver

 

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 0 users and 10 guests online.