El drama de viajar con bicicletas


En los últimos meses y años viajar en avión con bicicletas se ha vuelto una verdadera odisea, ya que no solamente hay que llegar con tiempo al aeropuerto para hacer los papeles de la aduana, sino que hace unos meses las aerolíneas cobran por transportar nuestras regalonas.

El problema no termina ahí, ya que también además se suma la ruleta rusa de si la maleta llegará a destino y si llega, que llegue en condiciones, sin golpes, sin elementos faltantes y a tiempo para la carrera.

Todas las opciones antes indicadas sucedieron a muchos de los chilenos que viajaron para competir en el Mundial Ironman 70.3 de Sudáfrica, donde casi 100 triatletas tuvieron el “sufrimiento” de esperar que la bici llegue a una carrera tan importante como el Mundial.

Las aerolíneas implicadas en estos viajes fueron Latam y South African Airways, que tanto a la ida como al vuelta le dieron y todavía le dan dolores de cabeza a nuestros mundialistas.

En la ida, el problema reiterado fue que la mayoría de las bicis no llegaban en el mismo vuelo que sus dueños, por lo que los triatletas debían quedarse unas horas más en el aeropuerto esperando si llegaban en el vuelo siguiente, o directamente volver una, dos y hasta tres veces para ver si llegaba la bicicleta. Hubo casos en donde la bicicleta llegó literalmente el día de la entrega en el Parque Cerrado, lo que provocó que algunos compatriotas tuvieran que pensar muy en serio un plan B, como fue el caso de Catalina Salazar o Sergio Sariego, entre otros.

Pero aquí no terminó todo, el retorno fue todavía peor, ya que muchas maletas ni siquiera llegaron a Chile. En esos casos, la aerolínea está ofreciendo una compensación de 850 dólares, como fue la situación que está viviendo Maru Yarur o Catalina Salazar, pero con la maleta de la ropa. Por supuesto, no alcanza para comprar una nueva bici y una maleta. Además, no nos olvidemos que la aerolínea, como es el caso de Latam, cobra 100 dólares de ida como 100 dólares de vuelta, todo esto sin tener ningún tipo de garantía que las maletas serán más cuidadas y que llegarán a destino.

Lo del cuidado es otro de los temas relevantes, ya que muchas bicis llegaron golpeadas y hasta quebradas por la mala manipulación de la maletas, como le pasó a Patricio Jaca. Terrible, si además tenemos que pagar extra.

Otro de los casos son los robos de elementos en las maletas, como zapatos, cascos y accesorios, ya que muchas maletas llegaron abiertas, como le pasó a Carmen Gloria Ponce o María Carolina Stenger, que inclusive recibió la maleta más que abierta, rota.

En sintesís, un verdadera ruleta rusa viajar con bicicletas, y lo peor de todo es que las respuestas de servicio al cliente no cumplen con los requerimientos mínimos. Muchos de los mundialistas todavía están si su bici y otros están viendo como reparar los daños o comprar lo que les fue robado. Todo con pocas soluciones de los verdaderos responsables.

Esperemos que todo se solucione pronto y si alguien sabe como buscar soluciones a estos problemas, son bienvenidas las ideas.

También pedimos a los que lean este artículo y están en algunas de las situaciones descritas que escriban en los comentarios su situación, para tener una completa magnitud del problema.

por Trichile (Jueves 27 de septiembre de 2018)

Volver

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 0 users and 35 guests online.