La importancia de los entrenadores


Todos nos iniciamos en esto del triatlón partiendo desde abajo, no sabiendo nada y cometiendo probablemente muchos errores. La experiencia de muchos adquirida en otros deportes normalmente no sirve mucho, ya que el triatlón es particularmente complejo por tratarse de 3 deportes en uno y por la dificultad logística del entrenamiento.

Muchos parten en solitario bajando planes por internet, copiando metodologías de otros deportes y escuchando opiniones de vecinos bien intencionados. Pero una cosa es la teoría y otra cosa es la práctica. En el triatlón la brecha es particularmente amplia y los porrazos son grandes. Mi recomendación es que nos arrimemos a un buen árbol, especialmente cuando estamos partiendo.

He tenido muchos entrenadores y partners en mis casi 50 años de deporte competitivo (30 años de triatlón). Buenos y malos. Inteligentes y tontones. Humildes y egocéntricos. Serios y chantas. Dóciles y autoritarios. Trabajadores y flojos. Claros e inseguros. Amigos y distantes. En fin, de todos aprendí algo, pero me quedo sólo con algunos.

Me quedo con esos que me enseñaron la disciplina, la responsabilidad y a cultivar la paciencia. Recuerdo con especial cariño a aquellos que me inculcaron la importancia de hacer deporte en forma sana y de competir sin trampa. Me quedo con esos que me empujaron a no sólo ser un buen deportista, sino también a ser buena persona, buen padre y buen compañero. Aquellos que me convencieron de que las revanchas en el deporte son parte del juego.

Y aunque es más fácil hablar de los malos entrenadores, quiero mantener esto en positivo y concentrarme en los buenos. No quiero hablar de esos que te estrujan y te sacan todo en poco tiempo. Esos que te dejan sin ganas, sin energía, odiando el deporte. Está lleno. Son ignorantes. De esos no quiero hablar.

Ser Coach no es fácil. No tiene porque ser tu amigo y ni siquiera tiene que ser simpático. Pero es importante que dé el ejemplo llegando a la hora, teniendo liderazgo, exigiendo y siendo flexible. Un buen entrenador no sólo sabrá sacar lo mejor de ti, sino que tendrá claro tu entorno familiar y laboral. Te enseñara a planificar con una mirada en 360 grados. Un buen entrenador sabrá cuando te mereces y necesitas un descanso. Te hará amar el deporte que le da sentido a tu vida.

Definitivamente los entrenadores deben estar más allá de las simples pautas de entrenamiento. Deberá estar contigo en las buenas y en las malas. Un buen coach sabe mejor que tú cuánto puedes dar y te llevará a ese nivel en un plazo razonable. Ni muy rápido ni muy lento.

Definitivamente no todos los coach son iguales. Hay que saber elegir. Dónde y con quién entrenes marcará tu futuro en este deporte.

por Ricardo Cumplido (Martes 12 de abril de 2016)

Volver

Publicidad

Publicidad
Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 1 user and 46 guests online.

Online users

  • Folo

ÚLTIMOS COMENTARIOS