¿Por qué las mujeres quedan menos afectadas físicamente posterior a un Ironman?


En la ceremonia de entrega de premios en el Ironman de Brasil y posterior viaje de regreso a Chile en el aeropuerto fuimos testigos de la complicación física y las dificultades para caminar que experimentan los corredores en esas horas post carrera. Nos llamó la atención ver que los hombres sistemáticamente parecían más afectados que las mujeres, caminando como robots y con dificultades particularmente para bajar escaleras. Las mujeres en cambio se notaban más enteras, como un día más en sus vidas. Con Fande, Pamela Tastets y Cristián Espíndola tuvimos una interesante discusión buscando una explicación a este fenómeno. Claramente fue Cristián quien dio la explicación más convincente, técnica y científicamente respaldada, así es que le pedimos que nos enviara un resumen. Aquí la respuesta a la pregunta que abre este artículo:

Para que la respuesta sea válida, debemos asumir que tanto mujeres como hombres en un evento de este tipo, han dado el mejor de sus esfuerzos y que han llegado con un nivel de preparación óptima. Además, hay que entender que el tipo de prueba física por si sola lleva a los organismos de los deportistas a un extremo físico de desempeño que genera daño muscular (estructural y fisiológico), que se refleja en dolores musculares, calambres, dificultad para moverse (rigidez de algunas partes del cuerpo) y pérdida de fuerza muscular, entre muchos otros síntomas.

Efectivamente se observa una diferencia entre géneros en el día posterior a la carrera, en que las mujeres se aprecian menos afectadas que los hombres, con menos síntomas de dolor. Estudios han demostrado que el daño muscular que genera el esfuerzo físico prolongado en los cuerpos de atletas de ambos géneros es el mismo en términos relativos. El daño muscular, cuyos síntomas son dolores, rigidez, inflamación, entre otros, se genera por la demanda mecánica de un gesto repetitivo y prolongado para el cuerpo (ejercicio extenuante como un Ironman o un maratón) y se mide en sangre, donde aparecerán restos (proteínas) del interior de las células musculares destruidas, la más conocida es la CK (Creatin kinasa), la cual tiene un nivel constante en sangre, pero producto de entrenamientos o competencias de largo aliento se eleva. En términos absolutos, los hombres logran niveles mayores a mujeres de daño muscular, pero al comparar este parámetro con la cantidad de masa muscular total, nos encontramos que en términos relativos, ambos géneros producen el mismo nivel de daño.

Entonces, ¿por qué las mujeres se ven menos afectadas? Estudios han relacionado que sus niveles de estrógenos (hormona femenina) podrían relacionarse a niveles más bajos de CK, pero no han dado conclusiones que permitan validar esta idea. Entonces no se trata de que las mujeres se recuperen más rápido que los hombres, sino que debemos relacionar que existen factores psicológicos, adaptativos y biológicos (aún en estudio, hormonas), que en el desarrollo del organismo femenino la van transformando en un género más tolerante al dolor físico. Por ende, la expresión de su percepción de los síntomas del daño muscular tenderán a hacer menos evidentes estas repercusiones físicas del esfuerzo competitivo.

Debemos entender entonces que la apreciación física de una mejor condición posterior a un evento Ironman en mujeres, se da por su tolerancia al dolor (molestias físicas) que no le impiden evitar o no hacer cierto tipo de movimientos y demandas físicas. Este mismo hecho se puede relacionar a que mujeres se pueden sentir más recuperadas que los hombres con el pasar de los días, pero esto será a nivel de percepción de sus capacidades físicas y no a nivel muscular, donde aún el daño estará presente. 

Percibir menos molestias físicas no es necesariamente estar con menos daño muscular y no percibir síntomas de daño muscular no implica ya estar recuperado. Ambos géneros deberán lidiar entonces con un merecido descanso posterior a este evento y los hombres esperar de a poco a desarrollar el mismo nivel de tolerancia que mujeres.

-

Cristian Felipe Espíndola Ramírez

Head Coach y Director Ejecutivo - AFI_Actividad Física Integral

e-Mail: espindola.afisscc@gmail.com

Fono: +(56) 9 6 206 6000

Viernes 2 de junio de 2017

Volver

Publicidad

Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 1 user and 43 guests online.

Online users

  • Folo

ÚLTIMOS COMENTARIOS