La preparación para el mundial de ULTRAMAN por Bruno Maggio


Los Ultramanes son competencias que, en mi opinión, son una aventura bastante compleja. Luego me pareció interesante contarles algunos temas logísticos y de preparación de la carrera que hacen que ésta sea diferente a lo que comúnmente conocemos.

Ultraman es una carrera de 3 días, en que el primero consta de 10 km de natación con una transición a 146,4 km de ciclismo; el segundo son 276,8 km de ciclismo; y el tercer día son 2 maratones (84,3km) de trote. Total: 515 kilómetros.

Cualquier persona que haya corrido un Ultraman o un Ultra 515 puede enviarles el formulario de solicitud a los Organizadores del Mundial, que se realiza todos los años en la Isla Grande de Hawaii (Kona). Ellos seleccionan a 40 triatletas según el ranking de carreras anteriores, tiempo y las respuestas que entreguen en el formulario de postulación.

Los organizadores buscan que el atleta tenga el espíritu de la carrera: aloha (amor), ohana (familia) y kokua (ayuda). Somos muy pocos los que nos gusta esta distancia y la mayoría nos conocemos. Así que probablemente si fuiste un desagrado en una carrera anterior, no te seleccionarán.

En febrero del año 2016 corrí el Ultraman de Florida, finalizando 14 en la tabla general, locura que me permitió poder postular al Mundial 2017. Este año es el 24, 25 y 26 de noviembre.

El entrenamiento:

No es de extrañar que los volúmenes de entrenamiento sean mayores a los que se hacen para un Ironman. Cómo realizar este mayor volumen es la gran pregunta. Como la mayoría de los triatletas en Chile, soy un simple “age group” que trabaja de 9:00AM a 6:00PM. Nos falta tiempo, tenemos responsabilidades, familia, trabajo, amigos, etc.; estamos expuestos a lesiones por sobre entrenamiento y tenemos que priorizar muy bien en qué gastamos el dinero.

Para mí, un factor importante para hacer los entrenamientos en cualquier carrera es la motivación. Creo que el triatlón es un deporte muy duro, exigente y solitario. Si yo estuviese en un team al que sólo le preocupa competir, probablemente me hubiese motivado al principio, pero finalmente me habría aburrido. Afortunadamente, estoy en el BrainTeam (BT). Ahí tengo la competitividad, el espacio y el coach para mejorar, pero además tengo la motivación y apoyo necesario. Matías Brain (Head Coach) me ha motivado y guiado en estas locuras (imagínense si uno tuviese un coach que te dice que no puedes hacer alguna carrera), y además, mis compañeros me han alentado un montón en este duro proceso.

Los entrenamientos más difíciles para mí son las salidas largas de ciclismo, dado que los volúmenes son mucho mayores a los que hace el resto del equipo (se requiere hacer varias horas de ciclismo solo). Si lo hago solo, me aburro a las 2 horas y termino antes el entrenamiento, sin hacer la distancia completa. Afortunadamente el “Meli” (José Fuentes) del BT, que es un tremendo ciclista, me ha acompañado en todas las salidas largas de ciclismo. Así pude cumplir las distancias y altimetrías que necesitaba. Solo me era imposible.

Creo que la compatibilidad más difícil que uno debe manejar cuando hace estos entrenamientos tan largos, es con la familia y el trabajo. Afortunadamente tengo una pareja que me ha apoya 100% en esto, la Rayito. Ella me ayuda con la alimentación (vegana), entrenamiento (mucho) y descanso (poco). Creo que la única forma de compatibilizarlo todo y poder hacer estas aventuras es teniendo quien te apoye.

Evitar lesiones por sobre entrenamiento:

El primer Ultraman (2016) lo corrí 4 meses después de una bursitis en el hombro y 2 meses después de una periostitis tibial. Estas lesiones liquidaron mi entrenamiento y los 2 últimos IM70.3 Pucón. Dada esa experiencia, para esta carrera busqué a alguien que se especialice en lesiones y evite que tenga estos problemas: el gran kinesiologo y triatleta, Claudio Montejo.

Con Claudio realicé ejercicios específicos en el gimnasio para fortalecer mis “Talones de Aquiles” y además definimos un plan para cuidar y optimizar los volúmenes, para que aún cuando eran absurdos, no me lesionaran. Gracias a esto logré volúmenes que antes eran imposibles para mí.

El plan general se dividió en 5 etapas de 1 a 2 meses cada una:

Nutrición:

Desde hace ya varios años, mi nutricionista es Álvaro Vergara de Nutrideportiva. Cuando eres vegano el nutricionista que tienes no es algo menor. Necesitas alguien que te apoye con tu estilo de vida e incluso sepa como sacarle provecho. Durante este tiempo hemos mejorado y ajustado mi plan nutricional según los requerimientos de las carreras y los alimentos que me gustan. Más abajo está uno de los últimos planes semanales que utilicé.

Patrick Lange, actual Campeón del Mundo de Ironman dijo “cuando me hice vegetariano, hace siete años, mi cuerpo se hizo más poderoso. El tiempo que necesitaba para recuperar de los entrenamientos se hizo más corto desde el momento en que comencé a ser consciente de qué estaba comiendo“.

Entrenamiento mental:

No hice un entrenamiento específico para esto. Esto puede jugarte en contra en el ciclismo, dado que el segundo día del UM son 275 km, muy monótonos y solitarios. Mi capacidad base para mantenerme calmado no ha cambiado drásticamente desde que hacía yoga. Hoy puedo mirar una nube 1,5 horas sin desesperarme. Pero finalmente la mente se cansa y te obliga a parar. Las mejoras que sí realicé son en aprendizaje muscular. Es decir, entender lo que sientes en los músculos y en base a eso, entender cuánto puedes dar y, además, entender cómo recuperarte cuando “quemas un fósforo” en el ciclismo.

Equipo:

La cantidad de problemas que puedes tener durante 515 km de carrera son infinitos. La organización recomienda tener un plan B para todo, incluso llevar 2 bicicletas; sin embargo, dado el importe por equipaje sobredimensionado que cobran las aerolíneas (maleta bicicleta), llevo mi rutera (2ª bici) sólo en espíritu (sus ruedas y pata de cambio).

El Ultraman se caracteriza por ser una carrera en que no hay puestos de abastecimiento, no se cierran las calles y te exigen participar con un equipo de apoyo (kayak o auto) de principio a fin (su ausencia es causal inmediata de DQF). Este año me acompaña la Rayito, nuevamente como capitana de equipo y como apoyo en tierra; un voluntario de la isla en kayak (Lugareño), que conoce las corrientes y puntos de referencia de la costa de Kona; y Linda y John Hayes, triatletas voluntarios que ya han pasado por el Ultraman como competidores y voluntarios. Estos últimos acompañarán a la Rayito en una SUV durante toda la carrera, asegurándose de que reciba la alimentación, hidratación y el soporte técnico que pudiera necesitar.

Desde hace un tiempo nos venimos preparando como equipo (las 4 personas) para estar capacitados y en sintonía. Esta es una competencia que se enfrenta en conjunto, el triunfo es para el equipo y no sólo el atleta.

Aquí vamos.

por Bruno Maggio (jueves 23 de noviembre de 2017)

Volver

Publicidad
Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 0 users and 3 guests online.