Onicocriptosis


La onicocriptosis, comúnmente llamada “uña encarnada”, es causada primariamente por un mal corte ungueal, fenómeno que ocurre en forma muy frecuente en la población general.

La uña, o lámina ungueal, está constituída mayoritariamente por una proteína llamada queratina, cuya estructura está conformada por aminoácidos ricos en azufre, lo que le dá la consistencia firme característica. No es la presencia de calcio, como erróneamente se señala, lo que dá la firmeza de la lámina ungueal. La uña crece en forma permanente, a razón de 1 a 1.5 mms al mes en los pies, proceso que determina que en algún minuto, tengamos que cortarlas, ya sea por molestia local, roce o simplemente, por razones estéticas. Y es dicho corte el que habitualmente se realiza en forma errónea, determinando la formación de espolones ungueales, que son fragmentos de uña que virtualmente se constituyen en una “punta de lanza”, que puede enterrarse en la piel del dedo, provocando dolor, infección y sangramiento, o puede rozar con la piel de los dedos vecinos, provocando dolor, erosiones y sangramiento.

Como muestra el esquema previamente señalado, las uñas se DEBEN CORTAR EN FORMA RECTA, no cortando los bordes en forma redondeada, pues es este tipo de corte el que puede generar que parte de la uña no se corte y se genere la formación de estos espolones ungueales. La uña mal cortada, sigue creciendo y se entierra en el borde de piel aledaño, provocando inflamación, dolor e infección bacteriana secundaria, proceso denominado onicocriptosis.

La onicocriptosis es tremendamente común en corredores, ya que el traumatismo frecuente de los dedos y uñas, con las zapatillas, induce habitualmente la formación de hematomas en las uñas, los que a su vez, son caldo de cultivo para el desarrollo de hongos ungueales (onicomicosis), lo que finalmente, produce alteraciones en la forma, color y consistencia de las uñas, que determina que el corte no sea efectuado en forma correcta:

La otra complicación de un mal corte de uña es la posibilidad de infección bacteriana, no sólo por onicocriptosis, sino porque el corte lateral muy profundo de las uñas, genera muchas veces pequeñas heridas en la piel aledaña, que se pueden contaminar con gérmenes oportunistas presentes en dicha zona, como el estafilococo y estreptococo. Dicha situación produce infecciones muy dolorosas, con gran sensibilidad local e incluso, posibilidad que el proceso infeccioso se propague y genere una infección diseminada denominada septicemia.

Normalmente el dedo se observa inflamado, rojo, caliente y muy sensible. El tratamiento de dicha infección involucra antibióticos que en muchas ocasiones, deben ser administrados por via endovenosa y estando hospitalizado.

En conclusión, es altamente recomendable ser muy cuidadoso al momento de cortar las uñas, especialmente en pies, recordando siempre que el corte debe ser recto y no curvo en los bordes de la uña, y no es recomendable introducir elementos punzantes, como por ejemplo aquellos utilizados para desplazar la cutícula ungueal, ya que hasta mínimas erosiones en los dedos, pueden desembocar en infecciones graves.

Martes 18 de septiembre de 2012

Francisco Chávez Rojas
Dermatólogo - Anatomopatólogo

Triatleta
Route
fchavezr70@gmail.com

Publicidad
Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 0 users and 7 guests online.