Paro Cardíaco


A todos nos sorprendió la noticia del paro cardíaco sufrido por el triatleta francés Laurent Vidal en un entrenamiento de natación. Ante esta preocupante noticia, que afortunadamente tuvo un buen desenlace, ya que el lugar en donde el francés entrenaba contaba con un equipo desfibrilador, lo que le salvó la vida, lo primero es definir qué significa tener un paro cardíaco.


Laurent Vidal

El paro cardíaco significa que la actividad contráctil del corazón (latido) cesa, debido a diferentes causas, como por ejemplo una arritmia fatal o asistolía (falta de latido cardíaco), debido a falla multisistémica, intoxicación medicamentosa, por drogas, alteración del equilibrio hidro-electrolítico, etc. 

En un individuo joven, sano, deportista, es decir, la antítesis del prototipo de persona que podría sufrir un paro cardíaco, las causas de ausencia de latido cardíaco en forma súbita, normalmente se resumen en lo siguiente:

  1. Anomalías cardíacas congénitas, como por ejemplo la displasia arritmogénica de ventrículo derecho o la miocardiopatía hipertrófica idiopática. En el caso de la displasia arritmogénica, el músculo cardíaco presenta áreas reemplazadas por tejido graso, lo que induce la aparición de arritmias súbitas, en una persona previamente sana y sin síntomas que den aviso. En la miocardiopatía hipertrófica, las paredes musculares del corazón crecen de manera excesiva, lo que tampoco da síntomas hasta etapas avanzadas de crecimiento muscular, pero en este caso, es más fácil que un exámen simple como la ecocardiografía, revele esta anomalía.
  2. Intoxicaciones farmacológicas o por “suplementos” deportivos: Lamentablemente hoy en día en el deporte de alto rendimiento, se utilizan de manera indiscriminada “suplementos”, que muchas veces van mas allá de lo permitido por las federaciones deportivas, debido a que muchos de ellos inducen alteraciones en el músculo cardíaco o directamente en la génesis del impulso eléctrico cardíaco, al ser estimulantes del sistema adrenérgico, que es el que regula entre otras cosas la frecuencia y ritmo cardíaco.
  3. Alteraciones hidroelectrolíticas: Durante el transcurso de una competencia, si la hidratación o aporte de electrolitos no es realizada adecuadamente, especialmente si el evento se desarrolla en un lugar muy caluroso o húmedo, se pueden provocar desórdenes de los electrolitos plasmáticos, especialmente el sodio y potasio, que pueden llevar a trastornos en la conducción y génesis del impulso eléctrico cardíaco.
  4. Infarto agudo al miocardio: La causa más frecuente de muerte súbita en los adultos, es la arritmia fatal inducida por un infarto agudo al miocardio. Si bien es cierto, esta situación es extremadamente rara en personas jóvenes y más aún, en deportistas y personas que desarrollan una vida sana, puede suceder y es habitualmente fatal.

Cuando hemos escuchado noticias respecto a la muerte súbita de estudiantes de enseñanza básica o media, es altamente probable que se trate de individuos que tenían una condición cardíaca de las señaladas en el punto 1, que lamentablemente con los exámenes médicos de rutina no son pesquisados, inclusive, con exámenes más específicos como el electrocardiograma o test de esfuerzo, muchas veces tampoco son pesquisables.

Por esta razón, en personas que realicen deporte de alta exigencia, como es el triatlón, no sólo es imprescindible una evaluación por Cardiólogo, sino que además se requiere un chequeo cardíaco minucioso, que debe incluír un electrocardiograma de reposo, test de esfuerzo y ecocardiografía.

Para pesquisar anomalías del tipo displasia arritmogénica ventricular, se requieren exámenes altamente específicos que no se realizan en cualquier centro de salud, por lo que debemos orientarnos en ese tema con nuestro cardiólogo de cabecera.

Finalmente, señalar que estas condiciones o anomalías cardíacas estructurales son muy raras, por lo que no debemos pensar al leer este artículo que todos podemos caer en paro cardíaco en el siguiente entrenamiento de natación , ciclismo y/o trote. Sin duda aumentamos el riesgo de tener emergencias cardíacas si sólo entrenamos intenso el fin de semana, si pese a nuestra afición deportiva seguimos fumando o si el ejercicio no es combinado con una nutrición adecuada, ojalá libre de grasas saturadas y azúcares refinados.

Lunes 28 de abril de 2014

Francisco Chávez Rojas
Dermatólogo - Anatomopatólogo

Triatleta
Route
fchavezr70@gmail.com

Publicidad
Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 0 users and 9 guests online.