¿Te duele la espalda?...


… Podrías tener un hernia, sabes lo que eso significa?

¿Alguna vez has tenido dolor en la espalda? Existe un alto porcentaje de personas que respondería afirmativamente a esa pregunta, sin embargo pocos de ellos buscan ayuda de forma oportuna. Es importante conocer una de las causas más comunes de dolor de espalda: Hernia.

  • Si conoces sus causas podrás evitar lesionarte.
  • Si conoces sus síntomas podrás tratarte a tiempo y evitar mayores problemas.
  • Si lo previenes o te tratas de forma adecuada podrás seguir entrenando sin problemas.

¿En primer lugar, qué es una Hernia?

La columna vertebral tiene, dentro de muchos objetivos, proteger la médula espinal y permitir el movimiento del tronco. Para ello existen vértebras, las cuales se articulan entre sí de diferentes formas. Entre cada una de ellas existe un disco intervertebral el cual está encargado de funcionar como una especie de esponja que amortigüe las cargas del cuerpo y permita mantener un movimiento adecuado conservando el cuidado de la médula espinal.

Dentro de ese disco vertebral existe el núcleo pulposo (sustancia parecida a un gel) rodeado por un anillo fibroso que evita su salida hacia afuera del disco.

La hernia del núcleo pulposo (HNP) corresponde a salida del material del núcleo pulposo a través de una fisura en el anillo fibroso. Esto causa manifestaciones como dolor, rigidez espasmos musculares entre otros. La mayor prevalencia se da en sujetos entre 30 y 50 años en los segmentos bajos de la columna.

¿Cuáles son sus síntomas?

Existen distintos síntomas, los principales son:

  • Dolor de espalda en la zona en donde se encuentra la hernia.
  • Dolor irradiado, esto quiere decir en otro lugar en donde no se encuentra la hernia. Este va a depender de la zona en donde se encuentre la hernia.
    - Si está a nivel cervical puede irradiarse al brazo.
    - Si está a nivel torácico puede irradiarse al tronco por anterior.
    - Si está a nivel de la columna baja (lumbar) puede irradiarse por la pierna.
  • Aumento de dolor con valsalva (aumento de presión abdominal, por ejemplo al toser, reir, etc.).
  • Dolor paroxistico: Aparece dolor espontaneo, punzante que aparece como una descarga.
  • A veces puede no presentarse dolor.

¿Por qué se puede producir?

Las HNP se producen por una ruptura del anillo fibroso, permitiendo así que salga el núcleo pulposo de su lugar. Esto puede ser producto de un desgaste diario de la columna producto del envejecimiento normal, por una fuerza mal realizada, por movimientos inadecuados, etc.

¿Qué puede pasar si sigo entrenando con dolor?

El dolor es un indicativo de que se está generando un daño, el cual a medida que aumente traerá consigo peores consecuencias. Existen movimientos que pueden agravar la hernia por lo que es necesario educarse y tratarse para evitar que esto ocurra. Si la hernia aumenta su tamaño o se desplaza del lugar en donde se encuentra puede comprimir raíces nerviosas que emergen de la columna vertebral, produciendo así mayores daños, dolor e incluso alteración de las extremidades que sean inervados por dichos nervios.

¿Cómo lo prevengo?

La forma de prevenirlo es conocer aquellos factores predisponentes para la generación de una HNP que sean modificables. Entre ellos se encuentran la realización de ejercicio de forma constante y movimientos ergonómicos: Estos apuntan principalmente a aquellos movimientos de flexión anterior de columna, sobre todo si estos son al trasladar objetos pesados.

Es fundamental sin embargo, para evitar que ocurra esta lesión, poseer un sistema activo capaz de servir como soporte para la columna vertebral: Musculatura abdominal y paravertebral. Esta debe ser activada de forma precisa, no cualquier tipo de ejercicio es útil para lograr su activación.

¿Cómo lo trato?

La mayoría de los tratamientos de HNP no requieren de cirugía, sin embargo es necesario realizar una buena evaluación para determinar si el procedimiento será o no conservador.

Es fundamental la educación del paciente, es decir instruirlo en cómo debe moverse y tratarse en el momento actual y en un futuro para evitar, en lo posible, recidivas.

En un inicio se debe controlar el dolor, esto mediante masoterapia y relajación de musculatura contracturada, TENS (estimulación eléctrica analgésica transcutánea), antiinflamatorios, calor local, punción seca, entre otros. También se han visto beneficios mediante la movilización y tracción articular vertebral dado por el kinesiólogo mediante técnicas específicas. Luego de esto se debe trabajar en la estabilización de la columna mediante diferentes ejercicios que logren la activación de la musculatura encargada de dicho soporte.

En Medpro uno de los objetivos que tenemos es la prevención de lesiones, por lo que trabajamos día a día en estos detalles que muchas veces pasan desapercibidos.

Te invitamos a evaluarte de manera GRATUITA en horarios 08:00 – 22:00 hrs de lunes a domingo en www.medproclinica.cl, ubicado en el cuarto piso del Hotel Regal Pacific, a pasos del metro Manquehue y estacionamiento subterraneo gratuito para nuestros Pacientes.

por Klga. Valentina Saide (Sábado 13 de diciembre de 2014)

Volver

Publicidad
Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 0 users and 2 guests online.