Uñas negras


¿Quién no ha tenido alguna vez una uña negra? A mí me parece que nunca he dejado de tener al menos una y habitualmente varias. Sin duda es un problema muy frecuente. Las uñas negras tienen su origen en 2 situaciones: Un fuerte golpe o por un traumatismo de repetición. Este segundo caso es el de los runners y triatletas, es decir, la acumulación de golpes sobre la uña al interior de la zapatillas en cada pisada termina produciendo un hematoma. Este doloroso y antiestético problema es más frecuente en corredores que entrenan distancias más largas y en aquellos que corren con mucho desnivel donde obviamente en las bajadas los dedos chocan con la parte delantera de la zapatilla.

Si no se tratan bien pueden resultar muy molestas y provocar dolor. Una opción es no hacer nada, pero lo más probable es que termines perdiéndola, ya que una uña nueva comenzará a presionar y terminará botando la original. Una solución es sacar la sangre, ya sea que esté por el costado o definitivamente por debajo de la uña. Si está por el costado, es más fácil, pero si está debajo de la uña, mi recomendación es que vayas a un podólogo y que te haga una curación profesional. Lo más probable, y lo digo por experiencia propia, es que tome una aguja hipodérmica y drene la sangre haciendo un orificio a través de la uña. Aunque suena terrible, no duele nada y lo bueno es que el alivio es automático.

Nunca he logrado encontrar la solución definitiva, pero por lo menos ahora manejo el problema de mejor manera. He leído artículos y aceptado consejos durante años y es por eso que me atrevo a resumirlos en algunas sugerencias. Lo primero y más importante es encontrar una zapatilla adecuada para la forma de tu pie y del tamaño adecuado. Dale algo de espacio a tus dedos, pero no demasiado y evita que “bailen”. Mantén las uñas bien cortadas, ni tan cortas ni tan largas. Usa buenos calcetines y cuando tomes agua trata de evitar que te caiga sobre la zapatilla. Por lo mismo evita las posas de agua. Busca el apriete de cordones que mejor te acomode. En esto no hay muchos secretos y depende fundamentalmente de la forma del pie. A algunos les gusta un amarre más suelto y a otros más apretado.

Pero cuidado, a veces el origen de las uñas negras puede ser por una infección micótica u hongos y en ese caso debes recibir tratamiento médico.

Como no soy dermatólogo ni podólogo, preferí consultarle al dermatólogo Francisco Chávez para que agregue alguna sugerencia o recomendación, además de confirmar si lo que escribí estaba en lo correcto... Esto fue lo que respondió:

Amigos de Trichile:

Como bien ha reseñado el Dr. Cumplido (ja,ja), la causa fundamental de uña negra o violácea oscura, es un sangramiento subungueal, generalmente por microtraumatismos repetitivos en la uña. Efectivamente no hay solución definitiva, ya que por muy cómodo que resulte un zapato o zapatilla, el problema que tenemos los corredores de fondo, es que a partir de un cierto momento de la carrera pedestre, por fatiga muscular perdemos el tono de pisada y ese fenómeno produce que se genere un “aplanamiento” metatarsiano, lo que hace que nuestros dedos se desplazen hacia los lados y hacia la punta, generando un roce y microtrauma en piel y uñas. Es por esta razón que muchas veces nos sorprendemos cuando terminamos con los dedos destrozados y con las uñas moradas después de una maratón, pese a que en los entrenos de trote de 20 a 25 kilómetros terminamos impecables, con nuestros dedos sanitos. Y mientras más exigimos el ritmo de carrera, mas rápido se presenta la fatiga muscular y más rápido perdemos el tono muscular de la pisada en el trote.

Otra cosa que quería agregar, es que la causa fundamental de la aparición de hongos en las uñas es la presencia de un hematoma (sangre) debajo de la uña, ya que los hongos se “alimentan y proliferan” a partir de la sangre. En general la uña con hongo no es negra y/u oscura, es mas bien amarilla/blanquecina y generalmente tiende a “desintegrarse” como arenilla o polvillo. Recomiendo drenar los hematomas posterior al trote, para lo cual generalmente en casa podemos introducir un elemnto fino, no cortopunzante, debajo de la uña, hasta llegar al sitio del hematoma. Se darán cuenta como rápidamente sale un líquido seroso-sanguinolento y se produce un alivio de la sensación de “compresión” en la uña.

Todo lo demás que ha señalado Ricardo, son las medidas generales recomendadas en estas situaciones.

Saludos,

Dr. Francisco Chávez

por Ricardo Cumplido (Viernes 9 de mayo de 2014)

Volver

Publicidad
Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 0 users and 5 guests online.