Agotamiento en el trote de las carreras


He corrido varios medios y siempre promediando el trote me viene una sensación de agotamiento que me obliga a caminar o parar por varios minutos… mis amigos me dicen que es de la cabeza, ¿qué puedo hacer?

Siempre los análisis se deben hacer de manera global y no parcializada. Decir que el agotamiento se debe al “factor cabeza”, es como decir que el dolor físico no existe. A partir de esto se cometería el error de dispensar el cansancio físico y a echarle para adelante, total el agotamiento físico o dolor es mental. Llevándolo al plano de entrenamiento, se puede llevar al sobreentrenamiento con todas sus consecuencias tanto físicas (lesiones) como psicológicas (desmotivación y fin de la práctica deportiva).

Cuando ocurre la sensación de agotamiento hay que tomarse el tiempo de analizar el por qué de este signo. Acordarse de que siempre hay que ver el por qué de lo que ocurrió. Si lo llevamos al análisis de la carrera, el agotamiento del trote se puede deber a que no se supo hacer una buena dosificación de las energías durante la carrera disminuyendo los niveles de glucógeno muscular, ocurriendo la fatiga. Puede ser que esto se debe a que la alimentación e hidratación no fue la debida o también que la alimentación durante la semana no fue rica en carbohidratos o que no se sintió bien con lo que se comió y se tomó. Otro factor es que el deportista no haya descansado bien la semana previa o haya llegado sobreentrenado antes de la carrera.

A nivel psicológico, puede pasar que la energía empleada tanto en la natación como el ciclismo fue tan alta, que el deportista se fatigó afectando su psiquis (recordar que el cansancio físico afecta el estado de ánimo de la persona), que al momento de ir corriendo ve que sus expectativas no se van a cumplir, con lo que aquí cobra mucha importancia el tipo de meta que se construyó y que se relaciona con una meta muy alta para la capacidad del deportista. Puede ocurrir que haya sufrido un desperfecto durante la competencia como un pinchazo cambiando de un segundo a otro el panorama de lo que se tenía previsto (recordar lo que le sucedió a Norman Stadler en Hawaii 2005 cuando tuvo dos pinchazos de manera consecutiva en la rueda delantera, haciendo que se retirara).

Lo recomendable:

  • Revisar el tipo de entrenamiento que se hizo y de cómo se respondió a las exigencias de éste. A pasado en muchos deportistas, sobre todo los que corren distancias largas como Ironman, en donde han sido tan duras las sesiones de entrenamiento que han sobrepasado sus capacidades físicas. Si ha sido mucho el nivel de exigencia, el físico se cansa afectando el estado de ánimo del deportista. Y si se afecta el estado de ánimo, difícilmente se podrá remotivar.
  • Planificar el plan de carrera y su dosificación, ya que una carrera bien planteada y dosificada termina en buenos resultados. Siempre darse el tiempo de revisar cómo se desarrolló la carrera tanto si fue con buenos o malos resultados.
  • Probar todo tipo de alimentación e hidratación en los entrenamientos, para saber en qué momento aplicarlos en la carrera. No realizar las pruebas los días previos ni durante la carrera.
  • Recordar siempre ponerse como meta un objetivo que este acorde a las capacidades del individuo y que sea para él entendido como un desafío.

Cómo conclusión, lo físico y psicológico siempre va a estar relacionado en las ganas y motivación que tenga el deportista en sacar la carrera adelante. No hay nada excluyente.

 
Michel Uteau Berríos
Psicólogo Deportivo
Triatleta
Contacto:9905 0520
muteau@vtr.net

 

Volver

Publicidad
Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 0 users and 8 guests online.