Alexander Vermehren: IM Los Cabos 2014


Hola Amigos de Trichile, soy Alexander Vermehren (cat 30-34) y quiero contar un poco todo esta linda locura que acaba de terminar. Debo explicar la génesis de todo esto para contextualizar varias cosas.

Me inscribí en este Ironman Los Cabos en el mes de julio de 2013 en circunstancias bien especiales, ya que estaba convaleciente. Me había operado el pie de un neuroma de morton (anomalía de un nervio periférico que aumentó tanto de tamaño que me impedía hasta caminar a esa altura) y me inscribí con la única convicción de obligarme de alguna manera a poder recuperarme mas rápido. Tratar de pensar positivamente y así estar de vuelta en el deporte lo antes posible. Y así fue, ya que en noviembre me dieron de alta y como ya estaba inscrito en Pucón decidí correr de todas maneras teniendo tan sólo 50 días para entrenar.

Pasé la prueba de Pucón y me quedaban un par de meses para Los Cabos. Mucho volumen, largas jornadas de entrenamiento, muchas horas fuera de casa, madrugadas varias y mucho esfuerzo resumen todo.

Tomé la decisión de partir a Arica (creía que por clima y escenario era lo mas parecido a Baja California) a correr un Olímpico y un medio en semanas consecutivas (14 y 23 enero). Fue allá donde me agarré un rotavirus entre carreras y había inicialmente decidido no correr el medio de Arica. Fue ahí cuando una persona (creo fue Moisés Torres) me dijo: “Dale nomás, nada será peor que el Ironman”. Muy cierto! Así que pensé que en el momento que me sienta mal me retiro simplemente. Pero terminé a pesar de lo débil que me sentía y el calor ese día que pegó fuerte. Luego el medio de Concepción (Cruzando el Bio-Bio) ante esa épica lluvia inicial coronaron de cierta manera una preparación que, como a la gran mayoría le pasa, no es exactamente como lo dice el papel, ya que las normales interferencias del trabajo o la familia van mermando este proceso.

Viaje a Los Cabos

No había conversado nada con alguno de los muchos chilenos que iban, pero el día antes hablé con Stefano (Bolla) y me mencionó lo del grupo de Tri Mas que partía rumbo a tierras mexicanas. Fue así como partimos a Ciudad de México el martes 25 de marzo y nos quedamos una noche aprovechando de conocer algo del DF. Al día siguiente a mediodía teníamos vuelo hacia San José de los Cabos. Ahí nos separamos, ya que teníamos reservas en hoteles distintos. Ya en el hotel se empezó a vivir esta fiesta debido a que gran parte de los participantes iban llegando con todos sus colores y banderas. Fue en el hotel donde me junté con un grupo numeroso de Route (aprovecho de saludar a Enrique Soto y los hermanos Valenzuela… Gracias por los consejos). Fueron pasando los días y la carrera se venía encima. El día D llegaba.


Alex (izquierda) con el grupo de chilenos en el IM Los Cabos

La carrera

Ese día como se esperaba en los pronósticos, estaría soleado con una máxima de 34ºC y con vientos no menos considerables que aumentaban a medida que pasaban las horas, pero muy agradable para enfrentar la natación la que partió puntualmente a las 07 am para los age group. Fue así que con ese estruendoso ruido mas de 1.000 participantes se lanzaban al agua. Desde el principio pude agarrar un grupo que nos mantuvimos bien compactos casi todo el trayecto, el que me pareció nos favoreció con la corriente en el último tramo de vuelta, porque lo sentí que se hizo súper rápido. Cuando salí del agua en 1 hora casi exacta me dio un golpe de motivación tremendo para enfrentar la parte que más me gusta, que es el ciclismo. Todo iba perfecto en la bicicleta hasta el km 80 (promediaba más de 34,4 kms/hr) cuando como lo que había puesto en la bolsa del “bike special needs”, el típico pan con queso y jamón que llevaba a los entrenamientos largos. Resultado: 5 minutos después vomitaba. Probablemente ese sándwich al pasar varias horas al sol se descompuso o que se yo. Nada agradable fue seguir así y reconozco que por largos pasajes pensé en retirarme. Pero simplemente bajé el ritmo y me fui tranquilo hasta llegar a la T2. Debo mencionar lo duro del circuito de ciclismo. Mucha subida, repechos eternos y mucho calor marcaron este segmento que dejó a muchos damnificados que simplemente agobiados por el calor o lo duro del recorrido aprovechaban cualquier sombrita para detenerse o retirarse. Mis 5hr 59min en el ciclismo fueron un martirio a esa altura de la carrera por como me sentía.

En la transición y pensando en los próximos 42 km, sin nada en el estómago, lo único que atiné fue a comer un gel. Error. Sagradamente cada 2 ó 4 km pasaba al baño. Ya a esa altura, lo único que tenía en mente era poder cruzar la meta y aunque sea caminando llegaría a esa tan ansiada meta. Las horas pasaban y me cruzaba recurrentemente con amigos y compatriotas con los cuales nos alentábamos. Mención especial la tiene Carlitos Valdivia con su sonrisa y aliento permanente. Lo escuchaba de lejos cuando venía jeje. Un crack!!

Cruzar la meta bajo todo lo que había vivido en la carrera fue realmente un momento súper especial y que me emocionó hasta las lágrimas. A esa altura del partido el tiempo me daba exactamente lo mismo. Ya con cruzar la meta me sentía un verdadero ganador por todo lo que pude superar.

Todo lo ocurrido no son más que experiencias que sirven para enfrentar de mejor manera las carreras, pero claramente hay variables o imponderables que son difíciles de manejar como son los problemas médicos.

Aprovecho de felicitar a Felipe Mañalich por el carrerón que hizo (ver Race Report de Felipe Mañalich en el IM Los Cabos 2014). Además debo decir que se genera una tremenda buena onda, ya que todos están en lo mismo. Compartir mis amigos de RPM Ecuador, los amigos de Peru Triathletes o TriForce (Peru), argentinos o mexicanos. Un abrazo a todos!

La anécdota: Micheal Lovato estaba de presentador y animador y para la carrera teníamos una pequeña cercanía, ya que somos “amigos de Twitter”. Nos saludamos un par de veces antes de la carrera y al momento de llegar a la meta me estaba esperando (me correspondía el animador en español) y me dice (en inglés): “Acá viene mi amigo Alex de Chile. Salúdenlo! Estoy muy orgulloso de ti. Muy buen trabajo… y tengo que decirlo: YOU ARE AN IRONMAN!!” Fue un muy lindo momento por lo que le agradecí después.

El inconveniente: Durante el ciclismo en los giros me di cuenta que el sonido (bip) del chip no sonaba. Lo hice presente a viva voz mientras pasaba, pero ya en la parte del trote lo hice ya formalmente. Les mostraba que no sonaba y lo dejaron registrado en sus planchetas. En la meta lo volví a recordar pero pensé así como muchos me dijeron, que esta carrera es un asunto muy personal y que el hecho que falle una ayuda tecnológica y que no salga el tiempo reflejado en un papel no quita ningún merito al esfuerzo de cada uno. Me quedo tranquilo con lo hecho y con ser un IRONMAN FINISHER y cumplir con mi sueño.

Debo agradecer muy especialmente a la Municipalidad de Panguipulli, en el nombre de su Alcalde Sr. Rene Aravena por apoyarme en este proyecto e incentivar de alguna manera el deporte en la comuna. A Skechers en el nombre de Norberto Rivas por el apoyo de vestuario y zapatillas. Infinitas gracias!!! Especial reconocimiento y agradecimiento a mi esposa Macarena Cortese por aguantarme todo este tiempo de largas jornadas de entrenamiento fuera de casa y apoyarme en todas mis locuras. Te adoro!!!

Y surge la pregunta… Cuando y cual será el próximo Ironman??? Jeje

Alexander Vermehren P.

Fecha de la carrera: Domingo 30 de marzo de 2014

Volver

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 0 users and 3 guests online.