Francisco Catalán: “Mi carrera del año”


Race Report Mundial Ironman 70.3 Chattanooga 2017

Todo comenzó ocho meses atrás cuando corría mi primer Pucón. Hice la mejor carrera para la cual estaba preparado y obtuve lo que tanto anhelaba: mi cupo al mundial 70.3 en Chattanooga, Tennessee.

Tras la carrera en Lima terminé bastante decepcionado por la performance y el nivel que mostré. Me veía capaz de lograr un resultado algo mejor, pero no seguí el plan de carrera y ésta me puso en mi lugar.

Quedé muy picado y con sangre en el ojo. Con muy poco descanso puse mis ojos en el Mundial, el cual obviamente estaba marcado en mi calendario como la "carrera del año”.

Concentración: 

Conversé con mi familia, amigos y con el cuerpo técnico de la UC dándoles a entender que esos 3 meses de preparación para el mundial serían 100% enfocados en ser capaz de hacer la mejor performance posible en la carrera más importante del año.

Me senté con mi entrenadora Ana Lecumberri y le dije que por mi personalidad y forma de ver las cosas no iría a participar del mundial , sino a competir y codearme con los mejores del mundo de la categoría (18-24).  Mi objetivo era estar dentro de los 10 primeros. Sabía que los 15 ó 20 primeros de mi categoría en el mundial, además de tener un altísimo nivel, apuntan a competir en PRO algún día y trabajan con esas miras. Situarme entre los 10 primeros con 19 años no iba a ser tarea fácil, pero tampoco imposible . Sentía que si era capaz de hacer las cosas bien de una vez por todas podría obtener ese resultado, e incluso pelear por llegar más arriba.

Planificación de los entrenamientos:

La planificación de los entrenamientos se basó principalmente en llegar en un nivel altísimo en la natación para poder salir peleando la carrera y jugar con mi fortaleza en la bicicleta. Con mi alto nivel de ciclismo pretendía poder pedalear a fondo y bajarme a correr bien. Un hueso mal formado en mi tobillo izquierdo solamente me permitió correr las últimas 4 semanas antes de la carrera. Tenía que bajarme "fresco" de la bicicleta para poner un trote consistente y cerrar de gran manera.

Ya con el norte claro empecé la preparación gracias a la coordinación de Ana y del cuerpo técnico de la UC. Juan (ciclismo), Ignacio (PF) y Coné (agua) planificaron un ciclo de 12 semanas donde lo primordial fue la PF 3 ó 4 veces a la semana y pedalear 5 ó 6 días. El objetivo: trabajar bien las zonas en el ciclismo y natación sabiendo que sólo correría el último mes.

Dándole una primordial importancia al descanso y la recuperación. Juan Carlos Roa, con sus masajes y kine preventiva, y Vitargo durante y después del entrenamiento fueron mis mejores aliados.

A las 8 semanas ya notaba el cambio físico y la consistencia se hacía sentir. Por un tema de desarrollo y edad no entrené tantas horas (entre 15 y 22 horas semanales), pero sí fueron entrenamientos de calidad y teniendo claro el objetivo de cada entrenamiento.

Gracias a Angélica Ibañez, quien me trató mi hueso querido y me ayudó a inhibir el dolor, a las 8 semanas pude volver a correr. Por fin pude usar el modelo que tanto anhelaba probar de Saucony: las Kinvara 8. Me apañaron en todas el último mes y se portaron de lujo. Cero dolor.

Me tomé el trote con calma, de forma muy progresiva. Tenía claro el gran trabajo que habíamos hecho en la bicicleta y agua. Las últimas 2 semanas repeticiones cortas a ritmo de carrera (3:50 el km) para llegar sin molestias y tranquilo a la carrera.

Con el trabajo realizado y mi cabeza puesta en un solo sitio partimos a Chattanooga. Tranquilo y consciente de lo que iba a hacer. Debido a las mejoras notorias en los entrenamientos, el nivel que mostraba en el agua y bici, y lo fácil que se me hizo volver a correr, me visualizaba en el podio. Pensaba: "en mi primer mundial, sería excepcional”. Realmente lo deseaba e iría con todo a por ese objetivo.

La semana de la carrera:

El ambiente que se vivía era espectacular. Tuve la suerte de compartir con un grupo excepcional de chilenos. También junto a mi compañero Carlos Cortés y Javi (primera dama). Todos los chilenos muy motivados y donde sea nos hacíamos sentir con un C H I. La parade fue excepcional y eso catapultó a los chilenos como los más motivados y ruidosos con diferencia. Luego a descansar y mentalizarse en la carrera.

¡¡Llegó el día de la carrera!!

Mi largada era la penúltima del día. Tenía claro que no sería nada fácil por lo técnico del circuito en el agua y el ciclismo, y por toda la gente que tendríamos que pasar. El trote era muy trabado y no sería nada rápido. ¡¡Sería una carrera de fuerza más que de velocidad!! Desde mi punto de vista eso me favorecía mucho. Me puse en la primera largada (partían 15 cada 10 segundos). ¡¡Éramos 111 en la categoría!!

Partida!!!!

Partí nadando a fondo tratando de pasar bien la primera boya. De los quince que nos tirábamos el piquero de partida llegué tercero a la boya. Me dije: "listo, la hice". Me relajé un poco y me empezaron a pasar como en moto. Me largué 200 metros pasado la primera boya y conecté el grupo que partía 10 segundos después. Con ellos fui hasta salir del agua.

No había sido la natación que esperaba. Salí 25 de la categoría en un grupo gigante de gente con gorros azules (18-24). Había que solucionar el tema rápido y eso se haría solamente si salía a dar un recital en el sector de ciclismo. Y salí a hacerlo. Tenía planificado ir de menos a más. Con eso en mente salí a buscar el mejor ciclismo posible sin matarme, ya que sabía lo desafiante que estaba el circuito. Tenía que ser muy inteligente con la comida y la hidratación.

El entrenamiento se notaba y yo tenía ganas de salir a buscar ese podio, así que me puse a pedalear lo más fuerte y eficientemente posible. Pasé la subida a buen ritmo y, en la parte más trabada le empecé a meter gradualmente. Donde todos soltaban yo le metí, y duro.

En la mitad del ciclismo me di cuenta la cantidad de personas que estaba pasando. A mí sólo me había pasado una persona: el campeón del mundo de mi categoría que metió un 2:15 con 1.000 metros de desnivel. No tuve mucho que hacer salvo seguir haciendo mi carrera.

Empecé a apurar los últimos 40 km ya casi a fondo. De piernas iba bastante bien y llevaba el pulso muy controlado (no me pasaba de 175). Al llegar a la T2 vi el reloj diciéndome 2:18  bike split y 2:50 acumulado. Para el circuito era tiempazo. Sabía que estaba en carrera, pero no sabía en qué lugar iba.

Saliendo del parque cerrado mi papá me gritó que iba 4 de la categoría. Había pasado de 25 saliendo del agua a cuarto terminando la bici. Tenía que buscar un ritmo que yo pudiera sostener los 21 km y salí a 3:50 el km. Rápidamente pasó a ser 4 el km por lo trabado que era el circuito.

Pasé el kilómetro 10 en 39 minutos alto y me dije: "ahora corre los mejores 10 km de tu vida". Pensaba que si metía 1:24  en la 1/2 pillaba al tercero.

Los últimos 11 km fueron los más sufridos de mi vida. Morí y reviví 3 veces. Las ganas que tenía de estar entre los tres primeros me hicieron usar una táctica poco común, pero muy buena sobre todo para la cabeza.

Me dije: "corre del 10 al 12 sin bajar el ritmo". Pese a todo lo que me dolía, lo mantuve. Después del 12 al 17. Esos fueron, con diferencia, los kilómetros más críticos. Después me dije: "del 17 al 20, que el último sale solo".

Y fui capaz de aguantar y subir el ritmo. Lamentablemente en el último 1,5 k me pasó el que iba quinto, dejándome a mí en dicha posición. Traté de pegarme lo más que pude, pero no me quedaba absolutamente nada, ya que me pasó 2 cambios más arriba. 

Terminé haciendo la media maratón en 1:26, no logrando el objetivo de 1:24. Aún así fue el mejor trote que podía poner ese día.

Reflexión tras la carrera: 

Crucé la meta con la satisfacción de haberlo dejado absolutamente todo. Salí a hacer mi carrera, la que planifiqué y que tanto preparé y me salió todo a la perfección. Tenía una alegría enorme. Había hecho la mejor carrera posible en la más importante que he corrido. Eso era realmente lo más satisfactorio. 

Mundial Terminado!!!

Podio (5º lugar 18-24)  


Francisco con Eduardo della Maggiora

4:19:47 empate!!! los segundos mejores chilenos!! Desempate en Pucón!!

Agradecimientos:

Me queda lo más importante. Dar las gracias a quienes hacen esto posible. Al final sólo soy el que compite el día de la carrera, pero sin la ayuda no podría hacer lo que más me gusta! 

  • Mi familia: siempre están ahí en las buenas y en las malas!
  • Amigos cercanos y mi grupo de entrenamiento: hacen que todos los días sean mejores y se disfrute aún más! Me ayudan a sacar lo mejor de mí. Siempre dispuestos a darte una manito cuando es necesario.
  • Triatlon UC: Desde cuerpo técnico hasta las tías que te ayudan y regalonean día a día.
  • Trichile: Ignacio, Ricardo y Folo se las jugaron todas para cubrir de la mejor manera posible el mundial.
  • Las marcas involucradas que me dan su apoyo para el día a día: Vitargo, Saucony y Bikeworldandmountain.

Muchas gracias por darse el tiempo de leer todas las experiencias vividas en este mundial!

Un saludo a todos y todo el éxito del mundo en sus desafíos!! 

Francisco Javier Catalán Cepeda
Triatlón UC

Fecha de la carrera: Domingo 10 de septiembre de 2017

Volver

Publicidad
Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 0 users and 13 guests online.