Lirayen Jara: “El sueño se había cumplido” - Race Report Ironman 70.3 Lima 2018


Race Report Ironman 70.3 Lima 2018

Todas las fichas estaban puestas el Lima, no sólo porque era el primer 70.3 que me sentía preparada, con ganas de correr y con mentalidad de ganar, si no que hasta la fecha de matrimonio estaba pensada en que clasificaríamos al mundial y queríamos que fuera antes para pasar la luna de miel corriendo en Sudáfrica.

Era la semana de la carrera, tenía todo listo, ya había tenido mi conversación técnica con el coach (Pablo Leiva) y sólo quedaba viajar. Partimos con mi futuro marido (Nicolás Pavéz) el viernes 20 de abril topándonos con otros triatletas y amigos de los Valientes 6am que tenían el mismo vuelo. Aún no estaba nerviosa, como que no asumía que iba a competir el domingo, sólo subí al avión y me quedé dormida en 2 segundos, desperté por la comida jaja y cuando aterrizamos.

Ya en la Hostal (ubicada en Barranco), salimos a comer y luego a descansar. Al día siguiente nos dimos cuenta que estábamos cerca de la carrera (aproximadamente 1,5-2 km), así que salimos a trotar para conocer el lugar del evento y soltar las piernas. Después armamos las bicicletas (en verdad fue el Nico, yo hacia apoyo moral) para dejarlas en el parque cerrado, retirar kit, charla técnica y aprovechar de nadar un poco (la organización decía que el agua estaba fría y yo sólo pensaba nada se compara con el mar de Chile, al final estaba exquisita incluso para nadar sin traje). Terminados los “trámites” en Playa Dulce, fuimos a comer con mi cuñado (Pedro Pavez, mejor barra oficial), Nico, Pame y con el guía turístico Felipe Van de Wyngard (15 veces en Lima, entre natación, ITU, Ironman).

Domingo 22: El parque cerrado estaba abierto desde las 4 am hasta las 6 am, y a las 6:30 era la largada.

Salimos tipo 4:30 am los tres (nosotros saliendo a competir y el resto del mundo terminando el carrete) y en el trayecto vemos un asalto, entre los 3 nos miramos (yo pensaba debería ir a ayudar, pegarle con el bombin en la cabeza al ladrón) para hacer algo al respecto, pero por suerte pasan los carabineros y lo atraparon, uf menos mal. Seguimos rumbo a la carrera.

Llegamos, dejé listas mis cosas, pasé a la parada típica de muchos: El baño. Entre medio perdí de vista al Nico, pero ya era momento de preocuparse de mi carrera, así que comencé a buscar donde encajonarme, ya que la salida era por tiempo estimado de natación (igual que Pucón, pero todas las categorías juntas), cada 5 segundos y de a dos deportistas. Por suerte, la natación es mi prueba “fuerte” y tenía mentalizado salir máximo en 30 minutos, pero todos sabemos que eso depende de muchos factores, en especial si está bien medida la distancia y, por primera vez dije, me meteré en el grupo de 25-30 minutos. Me tenía fé y mis amigos, coach y familia me decían Lira, te va a ir bien te vas a sorprender de ti misma, créelo y decrétalo, decisión lista. Justo encuentro al Nico y un amigo (Carlos Pérez) en el mismo lugar de partida, me quedé con ellos y comencé la espera; empecé a pensar e imaginar mi carrera y paf! Me salió esa preocupación de mujer y le pregunté al Nico: Oye y tu Chip? Y el me respondió aquí está, ve su pierna y NOOO no estaba jajaja, corrió a buscarlo, menos mal todo se atraso gracias a una señora que estaba bañándose justo en la parte de la natación.

Era mi turno y corrí lo más rápido posible hacia el mar, nadé y nadé buscando las boyas para orientarme, mágicamente estaba despejado y pensé: “pucha debí usar lentes oscuros”, pero bueno! Ya estábamos ahí, sentía que era tan larga la vuelta, un giro y eterno, así que me decía a mi misma creo que saldré en un tiempo superior al pensado, quizás está mal medido, es más distancia y de repente me ví llegando a la orilla. Era momento de salir, uno de mis miedos era que me de vuelta una ola, pero eran relativamente pequeñas, así que pensé que había que usarlas a favor y salir como sea, pero me agarró una ola y me tragué un mate y toda la arena jaja. Me logré parar e intenté salir de nuevo, lo logré. Puse lap en el reloj y lo miré de reojo y llevaba como 28 minutos y medio, no lo podía creer!!, empecé a sacarme el traje y escuché a Pablo gritar, “Bien Lira! Hiciste sub 30 minutos!! Vas la raja, dale con todo!”. Con el traje medio atascado uno de los Striper me ofrece ayuda, le digo no gracias, siempre pienso que me dará un tirón en la pierna o el trasero si me lo sacan así, pero estaba atrapada, como que el niño se aburrió y me saco la pierna, se lo agradecí, salí a buscar mi bicicleta, casco y comencé el ciclismo.

Hay que admitir que muchos pensamos que sería un ciclismo plano, pero habían cambiado el circuito y ahora habían unas subidas medias peligrosas para la cantidad de triatletas y las bajadas peor. Con el coach habíamos hablado de ir la primera vuelta relativamente tranquila para conocer bien el camino y luego darle con todo. Traté de hacerlo así, pero no lo logré, jaja, me salió al revés, pero no importaba, ya que estaba dando la vida. Sabía que tenía competidoras chilenas buenas y que respeto mucho, así que no podía darme el lujo de bajar el ritmo. Fue una bici bastante entretenida, había muchas personas dando ánimo, en especial unos personajes disfrazados justo en una subida bastante dura. Estaba pendiente de mis rivales, mirando la edad que tenían escrita en la pierna, observaba todo, mi concentración era como nunca.

Terminé mi último giro, hice la T2 y salí a correr. En ese momento sabía que venía mi prueba más difícil, el trote, siempre me ha costado y más encima no sabía mucho de cómo iba el Nico, no tenía voz para preguntar, pero Pablo como que me leyó la mente y me dice Lira vas 4ta y el Nico 1ro! Debo confesar que me puse a llorar de la emoción, pero traté de ser ruda y fuerte, así que retomé mi concentración y continué. La estrategia era la misma de menos a más. Eran 2 giros, sólo ubicaba a las chilenas de mi categoría, pero al resto, no tenía idea. Empecé bien el 1er giro, tratando de controlar la respiración y mis ganas de ir al baño, estaba dispuesta a hacerme si era necesario jajaja, menos mal no pasó. Me crucé con amigos, les sonreí, chocamos manos, vi al Nico y le hice señas y no me pescó (pensé, debe ir raja), filo el ya terminaba y yo tenía 10 km más. Sólo recordaba esos largos de trote con la Pame y el Nico, lo que me faltaba era menos que eso. Vamos al segundo giro, no podía comer otro gel, ya parecía caballito de mar de lo inflada y mas encima era momento de apurarme. Qué hago? pensé, decisión lista, tomar Gatorade, agua y bebida cola en los puestos de hidratación. Como en el primer kilometro del segundo giro me crucé con Yoyi y me dijo, Lira la tienes ahí!!, chuta estaba a nada de la 4ta, así que emocionada empecé a apurar, la vi, era la Magda Chamorro. Cuando la pasé me dije, debería darle ánimos, ella es buena onda, pero pensé pucha quizás se vea mala onda, filo con tanta vuelta tonta que daba en mi cabeza la pasé y cuando hice el giro y la topé de frente le grité, ella lo mismo a mi, bkn me dio los ánimos que necesitaba, así que continué. Ya quedaba menos, estaba llegando al último kilómetro y escuché CORRE LIRA, TODO SEGUNDO CUENTA, PÍCALAAAAAAA. Sabias palabras del coach, me apuré y rematé con lo que me quedaba, paré el reloj en 5:07:25. LO LOGRÉ, había terminado mi primer medio bajo 6 horas y digna!! Estaba feliz.

Apenas ví a Pedro me hizo señas que camine hacia el fondo. Le pregunté por el Nico y me dijo que estaba ahí en la ambulancia, chuuuuu qué le pasó, lo ví y ahí estaba medio moribundo, pero feliz del carrerón que se mando. Todo ya estaba tranquilo, se había acabado, pero quedaba la premiación, la incertidumbre de saber si podíamos clasificar. Con mi novio más recuperado buscamos nuestras cosas sin saber que lugar habíamos sacado. Saliendo del parque cerrado aparece Pablo otra vez, siempre sabe todo y me gritó: Saliste 2da por 7 segundos, CTM no podía creerlo jaja.

Empezó la investigación de si los primeros ya tenían el cupo, el Nico había salido 3ro y yo 2da, ya nos habían soplado que la primera de mi categoría estaba clasificada, sólo faltaba que el primer lugar de la categoría 25-29 hombres lo estuviera también y estábamos listos, pero finalmente todo se sabría en la premiación.

17:30 horas sentados atentos, comenzaron a decir los lugares, me premiaron y la tercera me pregunta si tomaré el cupo, ya que efectivamente la primera niña estaba clasificada!! Emoción!!! Había clasificado, luego premian a los hombres y vi una sonrisa de oreja a oreja del Nico, el primer lugar también ya tenía el cupo!!! Se bajó del podio nos abrazamos y lloramos juntos, el sueño se había cumplido.

Sólo puedo agradecer a mi familia, amigos y coach que ayudaron a que todo esto se lograra. Si los nombro no termino nunca, pero cada uno sabe lo que aportaron y cuanto los quiero. NOS VEMOS EN SUDÁFRICA Y NUNCA OLVIDARÉ QUE CADA SEGUNDO CUENTA, por 7 segundos logré clasificar.

Lirayen Jara

Fecha de la carrera: Domingo 22 de abril de 2018

Volver

Publicidad
Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 0 users and 6 guests online.