Lirayén Jara: “Ahora voy con todo a Lima”


Race Report Triatlón Rotary Valdivia 2019

Antes de contar la aventura que fue llegar a Valdivia, quiero agradecer a los que organizaron la carrera (Club Rotary de Valdivia) por las gestiones, la buena voluntad, las ganas de fomentar el deporte y mejorar cada año. A todos ellos muchas gracias.

Ya nos habían comentado que el Triatlón Rotary Valdivia era una carrera super linda y que la recomendaban 100%, pero como veníamos llegando de Pucón (yo corrí y me retiré por dolores estomacales y el Nico fue a apoyar) la habíamos descartado en un principio. Pero mi marido quería competir y me convencí de hacerlo también para sacarme la espina de Pucón, así que nada mejor que ir a competir como Elite ambos jaja.

Partimos el viernes en la tarde, tipo 15:00 con Nico y Sara Donoso (Triatleta DX3). Con Sara no nos conocíamos, pero fue genial el viaje y compartir con ella el fin de semana.

Llegamos a Valdivia tipo 1:00 am a una Hostal con pieza compartida. Pobres de los que estaban ya acostados cuando llegamos, nos deben haber odiado, pero bueno. Nos dormimos en 5 segundos y quedamos en despertarnos a las 5:15 - 5:30 para tomar desayuno e ir por los kits que no teníamos. Sonó la alarma y sentí el odio de nuestros roomates jaja, pero nada que hacer. Arreglar todo lo más callados posibles e irnos. Estábamos en eso y tomando desayuno cuando otros triatletas que estaban en el hostal nos dicen que el horario lo habían modificado y que la carrera partía a las 7 am. Chuta!!! A correr para poder llegar!! Rajamos al lugar de la carrera. Cuando llegamos estaba fresco pero agradable, ideal para olvidar la ola de calor de Santiago. Ya con todas las cosas listas me metí al agua, estaba rica y lo único que pensaba era “ojalá no me encuentre con un lobo marino!”. Pero eso era nada importante en comparación con la corriente que había. No me había dado cuenta hasta que antes de partir el Nico me dijo: “Lira, te estás alejando…” Y yo: “Mmm… de qué hablas?”. Y claro, ya me había movido un par de metros sin hacer nada!

Sin tiempo para procesar la carrera y ponerme nerviosa, ya estaba metida en el agua. Cuando dijeron “en sus marcas, YAAA!!”, yo sólo empecé a nadar. Nadaba, nadaba, miraba y seguía en el mismo lugar! Nunca se me había hecho tan larga una natación jaja. Era un poco desesperante, pero me acordaba de la Pame cuando me dijo: “Lira, no te preocupes del ritmo de esa carrera porque la natación es otra cosa, es difícil”. Así que le hice caso, y también al coach que me dijo: “corre y haz todo a morir. Nada fuerte, aprovecha tu ventaja”.

Sali del agua por una tarima y unas cuerdas. Definitivamente me sentí un lobo de mar varado y me reía mientras hacia lo posible para salir. Lo logré, me saqué el traje, agarré la bici y salí lo más rápido que pude sin cachar cual era el circuito y media perdida. Iba primera de las mujeres! Bacán!! Aunque sabía que lo más probable era que me pasaran en la bici, pedaleé con todo lo que tenía en mi QuintanaRoo.

La verdad es que el ciclismo no se me hizo fácil. Al contrario, pedaleé no muy bien según lo que yo esperaba y según cómo me sentía en la bici últimamente. Y para rematar, en cada vuelta salía mas viento. Estaba terminado mi 4to giro y sabía que el Nico venia atrás y me pasaría (me iba a lapear). Estaba esperando eso, partiendo el 5to giro, cuando pasó Moisés Torres (FullRunners Concepción), y esperé, y esperé, y el Nico no pasaba. Chuuu… algo le pasó:

Teoría 1: Pinchó.

Teoría 2: Se cayó (esperaba que no fuera esa).

Toería 3: No contó las vueltas y, como habían dicho que eran 70 km, se basó en el GPS y siguió de largo para bajarse a correr ya que con 5 vueltas daba bien la distancia.

¿Cuál creen que era la teoría correcta? La 3 jaja! Pero bueno, cosas que pasan. Lo importante es que no le pasó nada malo, pero sí me hizo dudar del número de giros, así que me dije: “ya, si veo a la Piera (que ya me había pasado en la bici) dando otro giro lo daré yo también”… y así fue.

Me bajé de la bici, hice la transición y salí a correr. Fue un momento duro para mí, ya que es lo más débil que tengo, pero le dimos con todo. Partiendo el segundo giro de trote (eran 2), vi al Nico y me dijo: “Vamos mi amor, estas dentro del porcentaje, puedes sacar el premio en plata”. Y yo: “Nooooo, hay reglas de porcentaje! NOOOOO!” Jajajaa. No había opción de bajar el ritmo, tenía que seguir así y mantuve, ya que correr más rápido estaba difícil. Corría y corría, y me crucé con Sara, que me dijo: “vamos que queda poco!!!!!”. Y yo: “siii, vamos!!”. Creyéndome Superwoman me empecé a apurar (mi sensación era veloz, aunque no sabía el ritmo jajaja). Estaba terminado el segundo giro y próxima a llegar a la meta, y vuelvo a escuchar al Nico: “apura, apura, sigues dentro del porcentaje, queda poco apura la economía familiar depende de esto!!”. Jajaja. Corrí con lo último que me quedaba y llegué bien en tiempo para ganarme el premio. Pero lo mejor fue que pude correr 16 km a 4:50 después de un pedaleo duro, un viaje largo y una natación difícil. Eso es lo que me dejó más contenta de todo.

Ahora voy con todo a Lima a buscar el cupo al mundial con mi marido y equipo TRIMATES!!

Felicito a todos los que participamos este finde en el Triatlón Rotary Valdivia, lo pasé super bien!! Y agradezco a los que me apoyan siempre: Mi familia, marido, amigos, trabajo (compañeros y jefe), equipo (Trimates), a los VandeTastets y los auspiciadores: Spa_Salud, Tribike Chile, QuintanaRoo Chile, AccesorySport, Noise Store y, sobre todo, a los que organizaron la carrera. Muchas gracias y nos vemos el próximo año!

Por Lirayén Jara

Fecha de la carrera: Sábado 26 de enero de 2019

Volver

Publicidad
Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 0 users and 2 guests online.