Testeo Trek Emonda SL5


Partamos por el nombre. Tengo 2 versiones. Una dice que viene del francés Emonder que significa algo así como pelar o raspar, lo cual tiene sentido dado que los ingenieros en Milwaukee le sacaron todo lo que pudieron para hacer de esta una de las bicicletas más livianas del mundo. La otra versión es un juego de letras relacionado con 2 de los modelos más famosos de Trek: Madone y Domane. Fíjense que tienen las mismas letras que Emonda.

La versión SL5 no es la tope de línea cuyo marco es famoso por sus 690 gramos y carbono OCLV de 700. Esta versión está hecha con OCLV 500 cuyo marco pesa 1.050 gramos. Viene equipada con Shimano 105. Con todo, pesa algo más de 8 kilos, lo que es un lujo para una bicicleta de $1.590.000 de precio de venta al público en Chile. El nombre OCLV proviene de 2 conceptos: Optimum Compaction (OC) significa que el carbón es comprimido para alcanzar una densidad que maximiza su dureza al mínimo de peso; y Low Void (LV) significa que el carbono no tiene “vacios” o “espacios” entre capas.

Con la serie 500, TREK consiguió un balance perfecto entre rigidez y peso. La clave está en usar la cantidad exacta de material, además en la forma y extensión adecuada. TREK también ha desarrollado la tecnología para diseñar cada tamaño de marco por separado. Antes se diseñaba el marco 54 ó 56 y luego se copiaba el diseño tanto en los modelos superiores e inferiores, los cuales quedaban naturalmente descompensados.

Antes de entrar en detalles de la experiencia de uso, que es lo importante, revisemos sus componentes y materiales. Como dijimos viene con Shimano 105 en todos lados. Piñon de 11 con secuencia 11-28, un agrado para subir. Plato 50-34, que te da todos los recursos para distintas pendientes y velocidades. No falta, ni sobra. Bielas 105 de 172,5 mm, motor BB90, cambiadores Shimano 105, ruedas Bontrager TLR con Neumáticos R1 de 25c, sillín Montrose Comp, Manubrio Bontrager Race, Tee Bontrager Elite de 7 grados, Tubo de sillín Bontrager Ride Tuned de carbono, Horquilla de carbono E2, cadena Shimano. Por lo que pude ver en el manual hay tamaños desde el 44 al 56. Yo probé una 54.

Dicho lo anterior, vamos al testeo propiamente tal. Lo que más me preocupaba, y en general me pasa con todas las bicicletas “livianas” es que son un poco “chúcaras”, especialmente en los descensos. No es el caso de ésta. Hice todas las pruebas típicas para medir equilibrio y balance como es sacarse y ponerse el cortaviento a 25k/h y en un poco de descenso a 40 k/h y se mostró estable en ambos casos. Lo mismo en las curvas, tanto para la derecha como para la izquierda, tanto aplicando como no aplicando frenos. De hecho, hice reiteradas pruebas usando ambos frenos con distintas intensidades y pruebas usando sólo los frenos traseros. Poco a poco uno comienza a tomar confianza reflejo de la estabilidad y buen comportamiento de la bicicleta.

Después de 2.000 kilómetros de uso creo que no quedó nada pendiente por probar: Todo tipo de climas, vientos de los 4 costados, repechos, falsos planos, pendientes suaves y fuertes, para arriba y para abajo, en grupo y en solitario, paseos, trabajos específicos y también en carrera.

El marco es extremadamente elegante en todas sus líneas. Destacan sus tubos de diferente forma y tamaño. En las fotos pueden ver el grosor del tubo diagonal comparado con los otros. El horizontal va de más a menos hacia atrás y el vertical es más tradicional. Mirado desde arriba destaca el ancho del horizontal equivalente al grosor de 3 dedos. Las uniones son de un diseño superior. Tubos redondos y ovalados en busca de la mejor aerodinámica. También ayudan los frenos traseros anclados a los tiradores traseros en vez del tradicional anclaje al puente. Esto permite un puente menos robusto con menos carbono y menos peso. El cableado interno ayuda a la aerodinámica y a la estética.

Los componentes se comportaron a la perfección. Cada día me convenzo más que la relación precio/calidad del grupo Shimano 105 es la más alta del mercado. La experiencia de pedalear en una bicicleta de estas características fue fantástica. No note diferencias relevantes con modelos del doble de precio y con una gama más alta de componentes. Absorbe como ninguna los desniveles del camino, hoyos y lomos de toro. En parte gracias a sus neumáticos de 25c.

Aunque no parezca, es una bicicleta muy rápida. Responde eficientemente a los cambios de ritmos, a los giros de 180º y particularmente cuando uno se para en los pedales. El piñón ofrece una amplia gama de alternativas, útiles para todos los terrenos. De hecho, la probé en todos ellos. Subí a Farellones, hice varias cuestas de Barriga y Lo Prado. También en circuitos planos en la radial y en el sector de Maria Pinto. La probé en El Toyo. Me sentí cómodo en todos los terrenos.

Me parece que una de las gracias más distintivas de esta bicicleta es que apunta a una amplia gama de usuarios. Yo la recomendaría tanto para principiantes que se inician en este deporte y también para avezados y experimentados ciclistas. Es un muy buen ejemplo que no se tiene que gastar tanto para tener un misil competitivo. Con buenas piernas esta bici sube como ninguna, embala en forma óptima, es cómoda para soportar las largas tiradas, es confiable en giros, descensos y frenados de emergencia. No es mucho más lo que se puede pedir.

En general es raro que uno se acomode a la primera salida. Siempre hay algo que ajustar o necesariamente esperar para acostumbrarse. Me preocupaba el sillín muy distinto de los Fizik a los que estoy acostumbrado, pero la sorpresa llegó de inmediato con un sillín comodísimo. Por mucho que uno mantenga las medidas de sus otras bicicletas, siempre hay algo que incomoda y necesariamente los primeros kilómetros se pasan mirando para abajo con la pregunta ¿Qué puede ser? Esto no es necesariamente malo. Es como andar con zapatos nuevos. Pero lo concreto es que con la Emonda no me pasó.

Descendiendo en velocidad, la respuesta es excelente. Se toman bien las curvas. El balance y estabilidad son perfectos. Poco a poco se gana confianza y uno empieza a aumentar la velocidad en bajadas y tomar las curvas mas rápido, inclinándose un poco más, frenando menos, soltando antes.

El tubo de sillín requiere una explicación. Se le podría denominar semi integrado, ya que tiene una parte integrada al marco sobre la cual se monta el tubo del sillín propiamente tal, que es más ancho para poder ajustar su altura. Viene con una abrazadera que queda a media altura como pueden ver en la foto. El objetivo de esto es ganar en flexibilidad, confort y reducir la cantidad de carbono en la parte donde tradicionalmente se inserta el tubo de sillín que recibe mucha presión y debe estar reforzada. Sin duda una buena noticia para quienes no les gusta andar cortando carbono y que se dan cuenta del problema cuando quieren vender la bicicleta.

Muy interesante es que la horquilla también es de carbono con el propósito de mantener su bajo peso. De hecho, pesa sólo 358g. Además, se gana mucho en balance y flexibilidad. La horquilla de carbono se siente en todas las situaciones de stress que ya hemos descrito.

Los cambios funcionan al toque y una transición suave. Los frenos impecables. Es una bicicleta que se deja querer. Es sumamente confiable. La usé más de 2 meses y más de 2.000 kilómetros y no le hice nada. Bueno, casi nada. La semana pasada le di medio giro al cambio trasero después de un salto inesperado.

No probé el Duotrap pero está ahí disponible. Es un sensor inalámbrico insertado en el tensor que envía datos de cadencia y velocidad. Su ubicación garantiza aerodinámica y estética. Funciona con tecnología ANT+ y Bluetooth. Otra gracia importante es que permite la instalación de cambios electrónicos, un up-grade que se agradece para los que ya se acostumbraron a la nueva tecnología.

El motor es bastante ancho. El diseño BB90 está hecho para reducir el numero de piezas. Aunque más grande, es más liviano, resistente y con mejor respuesta a la aceleración. Me encantó el “Chain Keeper” 3S de Trek que va integrado al marco. Una solución práctica y elegante al eterno problema que la cadena se pasé para adentro cuando bajamos al plato chico, justo al iniciar una subida, lo que siempre es el peor momento para que ocurra.

Como ya dije, es una bicicleta para todos los frentes. La Emonda SL5 definitivamente tiene un rodar muy confortable y todo funciona sin sorpresas. Anda rápido, gira bien, se puede estar 5 horas sobre ella sin tanto sufrimiento, se agarra bien en los descensos, los cambios responden y quizás lo mejor es que sube como el demonio.

Como guinda de la torta, culminé este testeo con una participación bastante exitosa (ver Race Report) en la 2ª versión del Giro del Lago 2017, donde la Emonda SL5 se comportó a la altura y más que eso. Si faltó algo fueron piernas. Es distinto probar modelos en entrenamiento que en competencias reales. El stress, los cambios de ritmo, los giros en velocidad, todo se hace más palpable y real en una situación real como es una competencia. El Giro del Lago es además la carrera perfecta para probar los atributos de cualquier bicicleta. Como dijimos, tiene muchos repechos, subidas, bajadas, giros y en un ambiente de competencia se prueban la capacidad de respuesta a los palos, se prueba la estabilidad metido en medio de un pelotón a 50 k/h, y se circula por distintos tipos de pavimento, a veces por la berma para adelantar o evitar un hoyo. De paso, contarles que vi muchas Emonda en carrera, lo que me hace pensar que no estoy sólo en mi buena apreciación. Parece que a varios les ha encantado.

No voy a entrar en detalles, pero desarmarla para meterla en una caja y volver a armarla es extremadamente sencillo. Una sola herramienta suelta el sillín, el manubrio y los pedales. Sencillo y rápido. Por suerte en Latam no me cobraron por la bicicleta. Quizás porque con caja y todo pesaba sólo 17 kilos.

Si tuviera que describirla en unas pocas palabras, se me vienen a la mente comodidad, velocidad y bajo peso. Una vuelta de tuerca adicional y aparecen maniobrabilidad, confiabilidad y elegancia. Me parece que TREK se queda corto al promover esta bicicleta como sólo liviana. Es mucho más que eso como hemos explicado largamente. Es la bicicleta perfecta que sirve para todo y para todos.

Puedes conseguirla en las tiendas Trek y en Sparta.cl

por Ricardo Cumplido (Miércoles 15 de noviembre de 2017)

Volver

Publicidad
Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 0 users and 12 guests online.