Testeo FuelCell Impulse de New Balance


El recién pasado 4 de noviembre fue la edición Nº49 de la TCS New York City Marathon. Una de las grandes novedades ha sido que a contar del año pasado es New Balance la marca deportiva que respalda el evento, y para celebrarlo han diseñado numerosas prendas deportivas, dentro de las cuales se encuentra el nuevo modelo de zapatillas New Balance FuelCell Impulse.

Recordemos que el FuelCell ya había sido utilizado en otro modelo antes, pero ¿En qué consiste la tecnología FuelCell? Se basa en micropinchazos de nitrógeno en la entresuela de la parte delantera del pie, contribuyendo a dar amortiguación. Además, una puntera con 10º más de inclinación optimizando el rechazo, aumentando la velocidad de carrera y otorgando además un gran impulso. La marca declara que este material es el que más rápido se descontrae de lo que actualmente existe en el mercado, y con esto tienen la intención de dar a los atletas la sensación de “más rápido que rápido”.

La capellada es de un material sintético y respirable. Se compone de un botín ajustable con calce tipo calcetín. A pesar de que cuesta un poco ponerse las zapatillas, esto pierde relevancia ante el hecho de que se mantienen perfectamente ajustadas y cómodas. Es importante que con este tipo de modelos no se sienta que el pie esta aprisionado dentro de la zapatilla, ya que normalmente al aumentar el ritmo sanguíneo los pies se tienden a hinchar y esto produciría dolor si es que están muy “atrapados”. Esto no ocurre en lo absoluto con este modelo, el pie se mantiene sujeto y cómodo dentro de la zapatilla. A pesar de ser de un material muy ligero, la capellada tiene distintas texturas, dando mayor soporte en la parte trasera y una textura más liviana y delgada para dar respirabilidad y flexibilidad en la parte delantera.

Me atreví a correr en algunas ocasiones sin calcetines, bajo el supuesto de que la capellada los reemplaza. El resultado fue positivo, en especial porque los pies respiran más y especialmente en días de altas temperaturas se evita sentir demasiado calor, sin embargo, esto siempre es arriesgado de hacer, sobre todo porque pueden salir las indeseadas ampollas. Así que esto lo recomiendo de forma mesurada empezando con distancias cortas.

Al correr con ellas se perciben como zapatillas livianas, especialmente para hacer repeticiones en pista o farlek. Permiten correr rápido, con una excelente respuesta y con una buena sensibilidad del suelo. Claramente es un modelo con un perfil de competición, con características de velocidad y reactividad. No obstante ello, cuando las usé para distancias largas, sobre 20 km, se sentían bastante cómodas y suficiente amortiguación, esto fue una sorpresa positiva, ya que por apariencia no parecen ser tan bien amortiguadas como realmente lo son. Si bien fueron diseñadas con motivo de la Maratón de NY, creo que no a todos los tipos de corredores les acomodaría este modelo para una distancia de 42k, aunque sí son perfectas para distancias cortas y rápidas e incluso media maratón.

Un detalle que quizás algunos corredores no perciban son las punteras de metal que traen los cordones, que están perfectamente combinadas con el estilo de la zapatilla, pero que pesan lo suficiente para rebotar de un lado a otro generando cierta molestia o incomodidad. De más está decir que este detalle tiene una fácil solución.

La amortiguación de la entresuela utiliza la tecnología REVlite, que pretende además de ser durable y con buena respuesta, ser muy ligera gracias a su espuma más liviana. Está presente en toda la mediasuela y se combina con el FuelCell mediante dos láminas que van sujetas en la zona del metatarso. Esta combinación de materiales es lo que da la reactividad y se aplica en la zona que se requiere mayor respuesta.

La suela diferencia la parte trasera de la delantera. La punta incorpora un nuevo refuerzo según el ángulo correcto de salida. Esto como respuesta a un estudio biomecánico realizado por New Balance, el cual arrojó que el 90% de los corredores tenemos un ángulo de salida de 10 grados hacia afuera al momento de pisar el suelo, con ello se llega a la conclusión que la mayor parte de los corredores no pisan con los pies de forma paralela y, por ello, ponen este material en la punta interior de la zapatilla, aportando con mayor tracción al momento del impulso del pie, optimizando el rechazo, aumentando así la velocidad de la carrera. Sí debes ser cuidadoso al pasar por superficies húmedas, ya que no se adhieren bien en estas condiciones.

New Balance FuelCell Impulse, la zapatilla tope de gama de la categoría fuel, diseñada como homenaje a la Maratón de Nueva York 2018, es un modelo orientado a ser ligero y rápido. Con un drop de 6mm (10mm en la parte delantera y 16mm en la trasera) y un peso de aproximadamente 230 gramos. El conjunto de la geometría que tienen estas zapatillas, sumado a los materiales utilizados, apuntan a optimizar la velocidad mediante un mayor impulso de salida, lo cual se cumple absolutamente. La verdad es que correr con ellas es un verdadero agrado, especialmente a ritmos más bien rápidos.

Consigue estas zapatillas en tiendas New Balance (Vitacura, Mall Sport, Costanera, Mall Plaza Oeste, Mall Plaza Los Dominicios o Trébol de Concepción) por un precio de $79.990.

Por Karmina Valenzuela

CONCURSO

¿Quieres ganar unas New Balance FuelCell Impulse? Entre todos los seguidores de Trichile que compartan este testeo en redes sociales vamos a sortear un par. Si quieres participar solamente debes compartir la nota en modo público en Facebook, hacer RT en Twitter o comentar el posteo en Instagram. El próximo viernes 16 de noviembre anunciaremos el ganador.

Martes 13 de noviembre de 2018

Volver

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 0 users and 35 guests online.