Testeo New Balance Fresh Foam Zante V3 + Concurso en Runchile


Están en el punto de equilibrio preciso entre amortiguación y respuesta

Tengo la misión de testear las New Balance Fresh Foam Zante V3 dentro del ciclo de entrenamiento para un Ironman que correré en algunas semanas más. En este contexto, el volumen de trote semanal es similar al del entrenamiento para un maratón y, por esto, no me puedo arriesgar a utilizar zapatillas que me provoquen alguna lesión, pero confío en la excelente reputación que tienen estas zapatillas -y otras de la familia New Balance-, en especial, me refiero al reconocimiento “Editor’s Choice” del año 2017 de la revista Runner’s World (fue elegida la mejor zapatilla del año) y también las excelentes referencias de la versión anterior de este modelo, las Zante V2, que obtuvieron el reconocimiento “Best Buy” de la misma revista el año pasado (la mejor opción de zapatillas que puedes comprar con 100 dólares), y según lo que leí en algunos foros de atletismo, previo a hacer el test, esta nueva versión de Fresh Foam Zante son aún mejores que las V2.

Con este humilde currículum de las New Balance Fresh Foam Zante V3 como precedente al testeo, sólo quedaba salir a probarlas y comprobar a qué se debe tanto halago. Las usé y recontra usé, en trotes de corta distancia a ritmo moderado y rápido, trotes sobre 25 km a ritmo cómodo y repeticiones en pista a menos de 4' el km. En todos los casos las sentí livianas y con buena sujeción, mantuvieron la comodidad y estabilidad, permiten una pisada fluida, sin cambios de sensación en los pies a lo largo de la transición, con una alta sensibilidad del suelo y capacidad de respuesta de la pisada. La excelente transición que tienen de la pisada, permite correr cómodamente con mediopié o antepié a ritmos rápidos, bajo 4 minutos el km.

Cómo mencioné antes, las Zante V3 son una versión mejorada del modelo anterior, las V2. La principal diferencia es que New Balance se enfocó en dar mayor sujeción al upper y mejorar estabilidad de la suela y mediasuela.

Son zapatillas para corredores con pisada neutra, y a diferencia de otras zapatillas neutras que podrían ser usadas aunque tengas un leve grado de pronación, en este caso, podría generar cierta incomodidad en la planta del pie, por lo que si no eres un corredor de pisada neutra, recomiendo usarlas con plantillas, lo cual se puede hacer sin problema alguno debido a que el Upper está hecho de doble malla flexible, que además de tener un atractivo diseño y combinación de colores, permite comodidad para el metatarso y los dedos, pero con la firmeza adecuada, ya que posee una buena sujeción. Un refuerzo en la zona del talón y aumenta la sensación de estabilidad y seguridad. El interior no tiene costuras y sumado a lo respirable de la tela del upper, podrían ser usadas sin calcetines.

Respecto de la Mediasuela, utilizan la tecnología Fresh Foam, que consiste en una sola pieza de espuma diseñada para otorgar amortiguación sin perder capacidad de reacción. Se aprecia como una diversidad de hexágonos. Esto se ha obtenido luego de aplicar el “Data to Design”, que consiste en recolectar innumerables datos de pruebas de laboratorio con corredores reales y con ello obtener, con el apoyo de un software, el diseño que optimice la performance. Con esto, han podido conseguir mejorar, respecto del modelo anterior, el apoyo y estabilidad en la zona del talón, lo que se traduce, en que pueden ser utilizadas sin problemas de comodidad en trotes largos, pero sin ver afectada la respuesta de la pisada. En pocas palabras, me atrevo a decir que están en el punto de equilibrio preciso entre amortiguación y respuesta.

La Suela está recubierta de “Blown Rubber”, ligeramente más densa que su modelo predecesor, más que nada pensando en extender su vida útil, aunque si bien con ello disminuyeron levemente la flexibilidad, al menos en lo que respecta a mi percepción, sigue siendo una zapatilla tremendamente flexible y blanda. Tiene muy buena adherencia en pavimento, incluso si está mojado. La parte trasera de la suela es más dura, lo que permite una mayor durabilidad del material, especialmente si tiendes a correr “taloneando”. Tienen un drop de 6 mm (23 mm talón y 17 mm antepie).

No obstante la New Balance Fresh Foam Zante V3 es una zapatilla mixta, lo que significa que se usan tanto para competencias como en entrenamientos, principalmente a ritmos más bien rápidos (entre 3’45’’/km y 4’15’’/km), considero que son unas zapatillas versátiles, que también responderán muy bien si debes hacer trote de fondo o medio fondo a un ritmo más lento. No es casualidad que las New Balance Fresh Foam Zante V3 y V2  hayan sido catalogadas dentro de las mejores zapatillas del año, y si consideramos que la Zante V3 es una versión que incorpora mejoras respecto su predecesora en relación a estabilidad y confort, entonces estamos hablando de unas zapatillas que hay que tomar como una seria opción a la hora de elegir qué comprar. Sobre todo por la relación precio calidad, considerando que el precio de venta es $59.990.

Si eres de aquellos talentosos atletas que corren una maratón bajo 3 horas o una media maratón bajo 1 hora 30’, definitivamente debes probar estas zapatillas. En lo personal, me inclino más por seguir utilizándolas para trabajos de velocidad o quizás carreras de hasta 10 km, principalmente porque otorgan una gran sensibilidad del suelo y porque tienen un muy buen ajuste al pie y agarre al pavimento. Independientemente de tu rapidez, de todas maneras recomiendo probarlas, ver qué tal te sientes trotando con ellas y te darás cuenta de que objetivamente son unas zapatillas extraordinarias.

Concurso en Runchile

¿Quieres ganar un par de las New Balance Fresh Foam Zante V3? Revisa el Testeo en Runchile y participa. Ver AQUÍ

por Karmina Valenzuela (Martes 16 de mayo de 2017)

Volver

Publicidad

Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 0 users and 26 guests online.

ÚLTIMOS COMENTARIOS