Specialized Roubaix


El próximo domingo 9 de abril se disputará una de las clásicas del ciclismo mundial, la París-Roubaix. Es un evento de un día con 257K, famosa por sus sectores de adoquines, que este año son 29, siendo los más largos de casi 4K. Esta introducción la hago para presentar una bicicleta varias veces ganadora de esta carrera de manos de figuras como Tom Boonen y Fabian Cancellara, entre otros. De hecho el nombre de la bicicleta es en honor a la carrera: Specialized Roubaix.

Desde hace muchos años, dadas las dificultades del terreno, las marcas han ido desarrollando bicicletas para tener un adecuado mix de velocidad, comodidad y capacidad de adsorción de impactos a las irregularidades del piso. Y es así como Specialized llegó a este modelo que en realidad es una bicicleta de ruta con funcionalidades especiales que explicaré a continuación.

Tuve la oportunidad de probarla por varias semanas en múltiples salidas. Esta bicicleta reúne todas las características para hacerla no sólo un misil ultra funcional, sino que además es cómoda, especialmente diseñada para terrenos irregulares y para la larga distancia. Para los que conocen las Specialized, el diseño y geometría es similar a la Tarmac. En este review haré un seguimiento con foco en aquellos atributos particulares de esta bicicleta que la hacen única y especial.

Partamos por lo más llamativo: Future Shock. Se trata de un pistón de 2 cm de recorrido vertical en el interior del tubo de dirección y permite absorber los impactos del terreno irregular. Es una micro suspensión en el manubrio que las manos agradecen. Esta amortiguación permite 3 niveles de dureza para adaptarse a las características del terreno, al peso y gusto del usuario. Este sistema reemplaza al elastómero insertado (llamado Zertz por Specialized) de versiones anteriores de la Roubaix.

El testeo lo hice en múltiples salidas y me dediqué a buscar hoyos y pavimento en mal estado por todos lados (ahí me di cuenta que hay más mal pavimento del que uno cree) y la suspensión del manillar hace su trabajo sistemáticamente. Tampoco exageremos, ya que si nos comemos un hoyo de esos no hay nada que hacer.

Al comienzo pensé que podía ser incómodo pararse en los pedales y sentir una baja en el manillar por el peso del cuerpo. Pero no es el caso, es casi imperceptible. Lo que yo más destacaría en la Roubaix es la sensación en descenso. Todas las ventajas de absorber irregularidades y todo eso se potencia en los descensos. La probé en cuestas como Barriga y Farellones y la sensación de seguridad, ayudado también por los frenos de disco, es única. Da la impresión que la bicicleta te acompaña en los giros y se ajusta a los movimientos naturales de tu cuerpo en las curvas. Es una experiencia inigualable.

Pero hay más.

La flexibilidad no sólo está al frente en el manubrio. Specialized consiguió mayor flexibilidad en el sillín haciendo el tubo de sillín más largo gracias a poner la abrazadera de 2 pernos por debajo del tubo transversal y dejando espacio libre entre el tubo de sillín y el marco de la bicicleta como pueden ver en la foto. Este espacio queda protegido por una cubierta de goma. Además agregar el diseño del tubo de sillín CG-R para absorber impactos. Parece un pájaro pero en realidad es una pieza de elastómetro extremadamente duro, que dicen que aporta cierta flexibilidad, lo cual en la práctica no es fácil de distinguir. Lo que si puedo afirmar con convicción que la sensación total de comodidad es absoluta.

Cualquiera pensaría a esta altura que se trata de una bici de paseo más que de competencia, pero créanme que no es así. Es una bici de alta competencia simplemente más cómoda y cariñosa, cosa que después de 3 ó 4 horas de pedaleo se agradecen, especialmente en terrenos más imperfectos e irregulares. Es cierto que la aparición del carbono en el ciclismo mejoró la absorción de irregularidades en carretera, pero esta innovación eleva el tema de la comodidad a nuevos estándares. Les anticipo que es probable que todas las marcas vayan para allá.

Desde el punto de vista del fitting, utilicé un modelo 54, justo en el límite superior para mi tamaño y logré un buen fit, lo que muestra la flexibilidad de su estructura para ajustarse a distintas necesidades. Muy rápidamente logré ajustar todo a mi gusto. Subí un poco el sillín soltando 2 pernos. Moví rápidamente el sillín 3 centímetros más adelante, por la costumbre que tenemos los triatletas de ir un poco más agresivos. El manubrio ni lo toqué.

La Roubaix lo hace todo más fácil. Me refiero a que tienes definitivamente un mejor control, no sólo en los sectores más irregulares, sino también en aquellos en que el asfalto es liso. De esto te das cuenta cuando vuelves a pedalear en tu bicicleta tradicional. Los beneficios y atributos de la Roubaix te quedan como un gran recuerdo. Es un poco frustrante.

La lógica de Specialized en el desarrollo de este modelo es que más suave implica más rápido. Completamente de acuerdo y agregaría que más cómodo implica más y mejor kilometraje y mejor rendimiento. La mayor velocidad se logra en parte por la mejor tracción de la bicicleta al adaptarse al terreno. En otras palabras, la Roubaix es capaz de mantener el caucho de las ruedas más tiempo en contacto con el suelo y en consecuencia es mucho más eficiente sin perdida de tracción.

Desde el punto de vista del diseño es muy elegante. Tiene poco brillo, más bien una pintura opaca que parece un carbono no pintado con logos Specialized en tonos mas claros, muy sutiles, como buscando no ostentar de la marca. Un toques naranjos por ahí y por allá para darle un poco de vida. El brillo lo dejaron para la carretera.

En relación al equipamiento de la Roubaix, Specialized optó por frenos Shimano Ultegra y cambios Shimano ST-RS685 de 11 velocidades. Un dato interesante es que el piñon va del 11 al 32. No les digo cómo es subir cuestas con plato 34 y piñon 32, un paseo. El plato y bielas son PraxisWorks de 50/34. Reconozco que al comienzo me costó encontrar las mejores combinaciones después de años usando 53/39, sin embargo, después de la primera salida ya todo parece normal.


Las ruedas son DT Swiss R470 con neumáticos Specialized Turbo Pro de 26mm. Aquí una consideración especial. Dado que esta bicicleta puede usarse para cyclocross y considerando que usa frenos de disco las ruedas permiten usar neumáticos de hasta 700x32.

El marco pesa 900 gramos con el Future Shock incluido (200 gramos) y la horquilla pesa 300 gramos. La bici como un todo pesa 7,5 kilos, lo cual para una bici con frenos de disco es extremadamente eficiente.

El sillín es el tradicional y ultraprobado Phenom de Specialized. Algunos modelos traen la opción de insertar una caja plástica en el triángulo que se forma sobre el motor y bajo los portacaramayolas, llamado SWAT. Se usa para guardar herramientas, repuestos, llaves y desmontadores, entre otros. De hecho el nombre viene de Storage, Water, Air y Tools.

Un detalle super técnico pero interesante. Esta bicicleta tiene el motor bajo como cualquier bicicleta de ruta o triatlón, a diferencia de las de cyclocross. Las de Cross tradicionalmente usan el motor más alto para evitar golpearse con ramas y que el pedal toque el suelo en las curvas, entre otros motivos. Bajando el motor, Specialized logró bajar el centro de gravedad mejorando el control, especialmente en curvas.

Otro detalle no menor, que no se si es una ventaja o desventaja. Es tanta la suavidad al rodar que no percibes si los neumáticos tienen o no la presión adecuada. La desventaja es que salgas con poca presión, perdiendo eficiencia y arriesgues un pinchazo extra.

Es en terrenos y caminos irregulares donde uno realmente aprecia los beneficios de todos sus atributos. Bienvenidos a Santiago y alrededores. Es curioso el fenómeno que sentí, después de varias salidas y horas de pedaleo descubres que comienzas a olvidarte del terreno más inmediato y tu vista comienza a proyectarse más adelante en busca de obstáculos mayores, lo cual reduce el stress, te relajas y comienzas a disfrutar más la salida.

Frente a ustedes un nuevo estándar. La combinación de un marco probado, la amortiguación en el manubrio, el ajuste y flexibilidad del tubo de sillín, los frenos de discos y la calidad de sus componentes hacen de la Roubaix una bicicleta 5 estrellas. Para las mujeres esta disponible la versión femenina de esta máquina. Se llama Ruby.

En resumen, mayor control, manejo, estabilidad y confort sin perder una gota de velocidad y competitividad. ¿Qué más se puede pedir? Lo más duro es tener que devolverla.

por Ricardo Cumplido (Miércoles 5 de abril de 2017)

Volver

Publicidad

Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 1 user and 19 guests online.

Online users

  • Folo

ÚLTIMOS COMENTARIOS