De Punta a Punta


Cachureando en la casa me encontré con esta publicación de El Mercurio del 1 de junio de 1992. Probablemente la recorté, la metí en algún álbum y ahí descansó por más de 26 años para resucitar y permitirnos entender cómo ha evolucionado el triatlón en tan poco tiempo.

Partamos por una breve descripción. Se trata de un triatlón en Iquique realizado el 21 de mayo de 1992 con motivo de la celebración de las Glorias Navales. Era mi 3er triatlón.

El ganador fue Pablo Droguett con un parcial de 1:44:04. Segundo, tal como dice la nota, fue el gran Gonzalo Torres. Estábamos a pocos meses de la gran hazaña de Cristian Bustos en Hawaii y es muy probable que por eso Bustos no estaba presente. Cuando no estaba, era Pablo el que dominaba la escena local. En mujeres ganó Ivonne Albarracín.

Detalles de las fotografías son las zungas y las poleras de algodón recortadas. Usar las poleras de la organización era obligatorio y se suponía que no se podían cortar los logos. Aparece Juan Antonio Arrasate con su tradicional corte muy arriba del ombligo tipo peto. Pablo con un corte un poco más largo, pero con tirantes delgados. Yo aparezco con la polera entera, ignorante aún de la importancia de la aerodinámica y del peso de una polera de algodón mojada. La bicicleta de fierro con un aerobar que pesaba más que la bici.

Pero lo que más recuerdo de esta publicación fue que al pie de mi foto pusieron que había salido segundo en la categoría, en circunstancias que fui primero. La rabia era mayúscula. Ahora me río, nadie se acuerda. Mi tiempo fue de 1:55:24. Nada mal pensando que eran sólo 11 minutos detrás del ganador. Fui además 16 en la general.

Otro detalle interesante es la foto de la partida. Debemos ser unos 40 competidores, lo cual era normal en esa época. Pucón tradicionalmente reunía unos 250 a 300 competidores de los cuales 1/3 eran extranjeros. El resto del circuito entre 30 y 100, nunca más. Éramos pocos.

Es curioso que la publicación apareciera el 1 de junio, 10 días después de la carrera. El artículo es claramente pagado por Crush. Fíjense en las fotos, en todas está Crush. Hasta el fondo es naranjo.

Pero hay una anécdota que ocurrió en esta carrera. Como dije, aún era un novato. De la carrera sólo recuerdo que el retorno en la bici era con mucho viento a favor. Volábamos. Cuando veníamos en el avión de regreso, en el asiento de atrás venían 2 triatletas a quienes en ese momento yo no conocía: Manuel Atria y Jorge García. Venían hablando de la carrera. Yo naturalmente con la oreja puesta entre los asientos. Mi señora con cara de “estai loco”. La conversación derivó a una frase incomprensible para mí en ese momento. Manuel le dice a Jorge: “me hubiera gustado tener un 11”. “A mí un 10” le dice Jorge entre risas y le pregunta: “¿Existen los 10?”. El tema rondó en mi cabeza por mucho tiempo sin resolver. ¿Qué había querido decir? Cuando descubrí el acertijo en mi mente se escuchó un “eso era”. Un recuerdo al fallecido Manuel Atria.

por Ricardo Cumplido

Viernes 7 de noviembre de 2018

Volver

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 0 users and 22 guests online.