Profetas en su tierra


A propósito del reciente nombramiento de la suiza Daniela Ryf como deportista del año en su país, nos preguntamos qué otros triatletas han tenido ese honor en el mundo.

A priori, pensamos que, para un triatleta, por muy buenos resultados que tenga, es muy difícil ser considerado deportista del año. Se compite con deportes muy populares y con tradición como el futbol, el tenis, el atletismo, y en países como Estados Unidos los premios se concentran en el basquetbol, el béisbol y el futbol americano. De hecho, no encontramos a ningún triatleta en la lista de USA. Mark Allen y Dave Scott se van a ir de este mundo sin ese merecido premio.

Es triste, porque el premio al deportista del año no se entrega por trayectoria, sino por los resultados del momento. Tampoco depende 100% del propio atleta, sino de los que logren otros. Para muchos, simplemente pasó la vieja.

Argentina y Brasil, por ejemplo, nunca han premiado a un triatleta. Nada para Reinaldo Colucci ni para Fernanda Keller. Nada para Oscar Galíndez, Taccone ni Tellechea. A pesar de tener un campeón olímpico (Simon Whitfield) y ganadores en Hawaii (Peter Reid, Heather Fuhr y Lori Bowden) los canadienses no los han reconocido. Injusto. Francia tampoco. Holanda menos.

Los sudafricanos Henri Schoeman y Richard Murray todavía podrían, pero hasta ahora ninguna mención. Las estrellas del momento, los noruegos, tampoco. Ahí seguramente el premio se lo llevan los esquiadores. El colmo es el de los británicos. No tienen hasta ahora ganadores de este título. Lo más cerca fue un 2º lugar de Alistair Brownlee en 2016. La lista de triatletas con méritos es larga en el Reino Unido partiendo por Simon Lessing y al menos media docena de mujeres.
Curiosamente, una potencia y “fabrica” de buenos triatletas como es el caso de Australia sólo se lo ha dado a Peter Robinson en 2005. Pobre Chris McCormack, Greg Welch, Michelie Jones y Emma Snowsill, entre muchos otros.

Sin embargo, hay muchos países que los han considerado. Erin Baker, por ejemplo, lo obtuvo en Nueva Zelanda en el año 1989. Posteriormente se lo dieron a Cameron Brown en 2001 y a Hamish Carter en 2004. Bien los Kiwi. La portuguesa Vanessa Fernández lo recibió 3 años seguidos entre 2006 y 2008 y en 2010 fue para Joao Silva. Los belgas Van Lierde fueron favorecidos en 1997 y 1999 (Luc) y en 2013 (Frederik). La sueca Lisa Norden no podía estar ausente de un premio así. Fue en 2012.

En Alemania nos encontramos sólo con Jan Frodeno en 2015. Hellriegel, Stadler, Faris Al-Sultan, Kienle y Lange brillan por su ausencia, sólo por nombrar ganadores en Hawaii.

Donde si encontramos varias figuras femeninas es en Suiza. Ya dijimos que Ryf es ahora en el 2018. Nicola Spirig lo fue en el 2012. Natascha Badmann lo fue en 1998 y 2002. Karin Thurig en 2004 (como ciclista), Brigitte McMahon en 2000. Meritorio en un país con figuras como Federer, Cancellara, Wawrinka y grandes esquiadores.

En España sólo Javier Gómez Noya lo recibió merecidamente en 2013. Para Ivan Raña ya es historia. Seguramente Mario Mola lo debe estar esperando. También se lo merece. Pero es difícil ganarle a Nadal, Marc Marquez, y a todos los buenos ciclistas y atletas españoles.

En Latinoamérica encontramos el caso del mexicano de Crisanto Grajales en 2015 y en Chile hemos tenido 2 triatletas como mejor deportista del año. Primero fue el gran Cristian Bustos que lo obtuvo en 1989 y luego Bárbara Riveros en 2016. Curiosamente Cristian lo consiguió 3 años antes de su gran hazaña en Hawaii.

El récord absoluto lo tiene Bermudas, que ha premiado a Flora Duffy en 7 oportunidades y a Tyler Butterfield en 6. Ambos ha sido los mejores de su país en los últimos 4 años. Leyendas en su tierra.

Al final no eran tan pocos, considerando al triatlón como un deporte “no masivo”, relativamente nuevo y olímpico sólo desde el 2000. Es probable que haya muchos más ya que nuestra búsqueda se limitó a países con más tradición y donde ha habido reconocidas figuras del triatlón. Pero sin duda, es triste ver que grandes ídolos de nuestro deporte perdieron su oportunidad. De seguro muchos serán (o ya fueron) incorporados a algún Salón de la Fama o algún Premio a la Trayectoria o Logro Deportivo, pero me parece que ser “Deportista del Año” en tu país es el premio mayor para cualquiera. No todos son profetas en su tierra.

por Ricardo Cumplido

Jueves 20 de diciembre de 2018

Volver

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 0 users and 35 guests online.