La suerte


  • Atleta 1: Mucha suerte para tu carrera de mañana.
  • Atleta 2: Quééééééé? La suerte no existe… uno se hace su propia suerte.
  • Atleta 1: mmmmm… ok, éxito entonces.

He escuchado conversaciones como estas en los días previos a alguna carrera en más de alguna oportunidad, donde se puede ver la diferencia en la percepción que hay respecto de la necesidad de contar con suerte. Desde ahí, nace la pregunta: ¿Existe y es necesaria la suerte en el triatlón? Mi primera respuesta en forma personal sería sí, sin lugar a dudas. Sin embargo, hay elementos que hacen que esta sea más o menos relevante para poder tener una buena carrera.

Me explico. Hay una enormidad de elementos y factores que pueden afectar el desempeño en el curso de una carrera de triatlón. Estos elementos pueden ser tanto externos, donde los atletas no tienen mucho como para poder incidir, y otros internos, donde una preparación y planificación adecuada puede marcar la diferencia entre una carrera exitosa y un completo desastre.

Entre los factores externos podemos considerar el clima, las corrientes en el agua, problemas en la organización, vidrios o algún elemento peligroso en el pavimento, entre otros. Ante estas situaciones de carrera no hay mucho que hacer. Las condiciones que te tocaron son las que son y hay que adaptarse. O sea, por mucho que se planifique la carrera, será buena suerte que toque un día acorde a tus capacidades en cuanto a clima y condiciones para el nado, que la organización no cometa algún error que te perjudique, y que no te toque justo pasar por un sector malo en la bici que signifique un pinchazo, caída o algún problema mecánico producto de problemas en el pavimento, entre muchas otras cosas.

Sin embargo, si pasamos a los elementos internos, la suerte que tengamos, dependerá mucho de cuánto nos hayamos preparado.

Si voy a una carrera con la bici con una mantención hecha un par de días antes, habiéndola probado en la carretera y con neumáticos nuevos, la probabilidad de falla mecánica disminuye notablemente. Del mismo modo, si me he preparado por meses con la nutrición, habiendo probando distintas combinaciones ante distintos escenarios, y gracias a eso sabiendo exactamente qué me hace bien, y qué cosas debo evitar a toda costa, es muy difícil que algo me genere algún problema estomacal. Si he probado toda la ropa de competencia, y sé exactamente como debo ponérmela para evitar roces o molestias, es muy difícil que eso sea un problema. Si he ido a la charla de competencia y conozco bien la forma en que funciona el circuito, es casi imposible equivocar algún camino. El que ha preparado todos estos elementos, depende menos de la suerte de quien no lo ha hecho.

Basados en esto podemos decir que, a pesar de que hay una serie de factores en los que se necesita de suerte para poder cumplir los objetivos en una carrera, existen muchos otros que siendo bien preparados, pueden dejar de ser un factor en el resultado final. Y respondiendo a la pregunta inicial, la suerte en las carreras existe y es necesaria, sin embargo, como alguien dijo por ahí, “Mientras más me preparo, menos suerte necesito”.

Éxito y suerte

por Gonzalo Pérez (Lunes 26 de marzo de 2018)

Volver

y a ustedes?..Cómo les ha afectado la suerte en sus carreras?....Queremos conocer sus experiencias.

Publicidad
Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 0 users and 9 guests online.