Cómo mantenerse competitivo y disfrutar del Ironman por Décadas


Mientras analizaba cómo había sido mi año en cuanto a resultados, cómo me había sentido y qué quería hacer en el próximo, me di cuenta que justo había cumplido 20 años seguidos corriendo Ironman. Es mucho tiempo, pero lo increible es que siento que este tiempo se me pasó muy rápido, tanto que me acuerdo de ese 20 de agosto del 1991 como si hubiera sido el año pasado.

Mientras miraba las fotos del Ironman Canada 1991 me acordé de la sensación increible que sentí durante la carrera y al llegar a la meta. Luego de pocos minutos y al poder recuperar algo de ‘racionalidad’ pensé que ese era el estilo de vida que quería llevar de ahí en adelante. Todo el proceso de preparación, las dificultades para poder encontrar tiempo para entrenar, los largos y duros kilómetros no habían sido tan terribles al final de cuentas, era algo que me di cuenta disfrutaba, el desafío que parecía imposible para una persona común y corriente y con un trabajo de tiempo completo era en el fondo algo que me entretenía.


Daniel Labarca en la maratón del IM Canadá 1991


Daniel Labarca en el IM Canadá ´91

Nunca imagine que luego iba a correr 59 Ironmans y más de 250 triatlones en las dos décadas siguientes. Todo fue algo natural, algo que me propuse hacerlo principalmente porque me gusta, lógico el primero fue con un objetivo muy común entre los primerizos, que es de por lo menos correr uno y bajar las 10 horas, pero en concreto nunca me propuse llegar a correr tanto y por tantos años.

También en estas últimas semanas algunos triatletas me han preguntado cómo lo hago para a los 47 años correr 4 Ironman en pocos meses y con tiempos competitivos, sobre todo terminar el último de ellos, el Ironman de Florida con una maratón de 3 horas 20. Todo partió a fines de mayo con el Ironman Brazil que completé en 10 horas 2 minutos (incluyendo una caída en bici donde estuve algunos segundos ‘volando’ por el aire), luego el Ironman Kentucky a fines de agosto, luego una carrera de distancia Ironman en Maryland a fines de septiembre y terminó la primera semana de Noviembre con el de Florida, que complete en 9 horas 55 minutos.


Daniel Labarca en el IM Florida 2011

Por otra parte y como una especial coincidencia el tiempo de meta del Ironman Canadá 1991 y el de Florida hace pocas semanas son casi idénticos. Si le saco el efecto de las trancisiones muy largas de Florida, los tiempos de natación, ciclismo y maratón son casi los mismos. También revisando mi ficha médica de ese entonces vi que pesaba lo mismo, es decir un poco menos de 76 kilos (siempre he tenido una lucha eterna contra los ‘kilos’). Es como si muchas cosas no hubiesen cambiado después de 20 años, pero para mí lo principal es la motivación, la cual siento sigue siendo la misma o quizás mayor que al principio.

No creo que mis tiempos y rendimientos sean algo espectacular, ni pretendo dar recetas o consejos de cómo rendir a alto nivel, ya que creo no me corresponde, pero sí siempre me ha interesado traspasar mi experiencia a otros triatletas amateurs, con trabajo, con familia o con limitaciones físicas para que así como yo, puedan disfrutar de este deporte y mantenerse competitivos por muchos años.

Disfrutar de las Competencias

Creo que esta es la principal, se tiene que ver la manera en que las carreras sean algo que vayamos a disfrutar, algo que estemos ansiosos de que llegue luego y donde vamos a tener grandes experiencias y compartir con gente positiva y de intereses parecidos.

Si las carreras se empiezan a transformar en algo que nos genera ansiedad, preocupación, temores, etc., es decir, sensaciones negativas, entonces debemos buscar la manera de mejorar esto, analizarlo con cuidado, discutirlo con nuestros amigos, entrenadores, etc.

Tenemos en el fondo que pensar que es algo que hacemos para nosotros, por nuestra salud, por entretención, por desafio, para compartir, para estar al aire libre, etc., no es por obligación ni para ganarnos la vida ni algo por estilo. Una vez teniendo claro esto, no veo porque las competencias no deberían ser sólo una oportunidad para tener una buena experiencia.

Contar con un grupo de entrenamiento

Puede ser un club o un grupo de ‘training partners’ con quienes se puede no sólo compartir un entrenamiento, sino que también las experiencias que vamos viviendo día a día al practicar este deporte. Muchos expertos coinciden en que la mejor inversion es la de contratar los servicios de un entrenador con experiencia y sobre todo que se identifique con el rendimiento de sus alumnos. No estoy diciendo nada nuevo si digo que el hombre funciona mejor en grupo que en solitario al final de cuentas. Por otra parte los triatletas tienden a ser muy receptivos con los novatos, así que no hay que dudar en acercarse a los distintos grupos y sobre todo a los entrenadores.

Integrar a la Familia

Tenemos que ver la manera de integrar a la familia y hacerlos participes y que disfruten de nuestro deporte de alguna manera. En algunos casos esto es muy difícil, no todas las familias están constituidas por deportistas, lo que lógicamente lo hace más fácil, pero lo principal es que se debe ser creativo y sobre todo tener la idea de que hay que incluir a la familia.

En mi caso, siempre trato de ver mis horarios y ajustar mis planes para poder entrenar por lo menos una parte de una salida larga de bici y trote con mi señora y de hacer algún tipo de ejercicio con mi hijo de 10 años. Por ejemplo, un sábado si se que mi hijo va a volver a la casa a las 2 ó 3 de la tarde, entonces salgo un poco más tarde en bici y llego a casa justo a la hora que él llega para organizar una salida en que el me acompaña en bicicleta y yo hago un trote de 10 ó 12 kms. Si mi hijo no quiere andar en bicicleta, pero si quiere jugar tenis o fútbol con los amigos, entonces juego con él, pero trato de moverme lo más que pueda para que cuente como algo de trote.

A la hora de planificar las carreras es conveniente organizar algunos días de paseos y descansos, pero DESPUÉS de la carrera. Lógicamente que si las carreras son en lugares turísticos esto es más fácil. Si no hay opciones de carreras con lugares donde la familia se pueda entretener yo opino que es mejor ir solo y volver rápido.

Mantener la regularidad en los entrenamientos

Todos pasamos por períodos difíciles y complicados, ya sea por razones laborales, personales, salud, etc. etc. Cuando esto ocurre yo opino que simplemente hay que reducir las cargas de entrenamiento, quizás mantenerse sólo trotando en la semana temprano y algo de bici el fin de semana. El cuerpo y la mente necesita algo de ejercicio, todos sabemos eso, si no hacemos nada por semanas y meses por un exceso de carga de trabajo al final tenemos ‘rendimientos decrecientes’ y no somos efectivos en el trabajo. El hombre no es un robot y nadie va a ser eficiente y productivo en su trabajo con un horario de 10-12 horas todos los días por semanas y semanas. Por otro lado, el daño en nuestra planificación de entrenamiento es enorme, bastan sólo unas semanas de inactividad y practicamente se puede perder todo lo ganado en meses. Incluso al volver a la actividad existe un riesgo muy alto de lesionarse, ya que los músculos y tendones han perdido su capacidad de soportar el trauma del trote. Finalmente hay estudios que demuestran que podemos mantener nuestra capacidad original si hacemos un 50% de las cargas habituales por hasta 6 semanas.

En mi caso personal, yo siempre trate de hacer mi mejor esfuerzo de no interrumpir mi planificación de entrenamiento a pesar del exceso de trabajo, obligaciones personales y otras cosas. Todavía me acuerdo que algunas veces cuando volvía de un viaje largo a Chile alguien estaba esperándome en el aeropuerto, pero con mi bicicleta y ropa de ciclismo. Desde el aeropuerto me iba por el camino de vuelta a Santiago y me metía en la Norte–Sur u otra parte hasta hacer 180kms y de ahí me iba a mi casa. Una vez mis compañeros de Entel que también volvían conmigo de un viaje a USA me dijeron que cuando iban en el transfer de vuelta del aeropuerto habían visto un ciclista que se parecía mucho mi…

También el clima puede sabotear toda nuestra planificación para entrenamientos claves del fin de semana, en especial las salidas largas. Cuando ocurre esto y si hacer 5-6 horas de rodillo se torna algo insoportable creo que siempre es posible buscar una alternativa, ya sea sesiones de rodillo intercaladas con sesiones de trote afuera, sesiones de natación, pesas y trote consecutivas, en fin. Lo principal es tener el objetivo de hacer varias horas consecutivas de actividad aeróbica. Al final de cuentas las sesiones largas son lo más importantes si se quiere ser competitivo a la hora de correr un Ironman.

Como dije al principio, lo principal es buscar la manera de que el entrenamiento y las carreras sean entretenidas, a veces hay que hacer sacrificios bastante Fuertes, pero se debe buscar la manera de hacerlo entretenido para nosotros. Para mi, el sólo hecho de conseguir hacer una sesión de entrenamiento en una situacion que practicamente lo hacía imposible me entretenía y llenaba de satisfacción.

Prevenir las lesiones

Muy relacionado con el punto anterior, ya que las lesiones pueden interrumpir por largos períodos la regularidad en los entrenamientos. Desde un punto de vista técnico y al analizar el beneficio v/s riesgo de realizar sesiones de alta intensidad en la pista o en cemento, creo que para mi por lo menos la conclusión es que no vale la pena, sobre todo para deportistas mayores de 40 años y que pasan muchas horas sentados en un escritorio.

Para alto rendimiento y carreras cortas lógicamente esto es algo que hay que hacer, ya que es imposible tener velocidad en el trote si nunca se ha practicado, pero para un amateur que quiere correr un Ironman a nivel competitivo esto es completamente diferente. Para que hacer miles en la pista a 3 min o combinaciones parecidas si al final se va a correr la maratón en más de 5 min/km? Como reemplazo a la intensidad yo intento apurar el ritmo entremedio de sesiones de duración media o duraciones largas o cuando hago una transición. Una sesión de transición ciclismo+trote y donde hagamos el trote a 4 min/km puede tener la misma sensación de intensidad que hacer repeticiones de miles en 3 min 10 ó 3 min 20, pero el riesgo de lesionarse es muchisimo más bajo.

Tampoco debemos ahorrar en zapatillas para entrenar ni competir, no me refiero a comprar de la última generación, pero si con muy buena amortiguación, soporte a nivel de talón y control de movimiento. También las zapatillas tienen duración limitada y se deben revisar constantemente. En mi caso este tema lo hago exageradamente y creo que es lo que me ha permitido pasar estos 20 años casi sin lesiones.

Aparte de tener buenas zapatillas de trote siempre mantengo un stock de aproximadamente 4-6 zapatillas de entrenamiento, que voy rotando en la semana. Hago esto pensando que todas las lesiones al final de cuentas son por ‘fatiga de materiales’. Tanta repeticion en exactamente el mismo angulo de inclinacion al final tiene que producir fatiga de materiales, por lo tanto, al variar las zapatillas, aunque sean del mismo modelo, estamos cambiando esos ángulos en alguna medida y reduciendo la probabilidad de tener ‘fatiga de materiales’.

También es importante hacerse asesorar en cuanto a la técnica de trote y sobre todo la pisada que tenemos. Si hay pronación o supinación esto se tiene que tratar con mucho cuidado. Por ejemplo ahora mismo contamos con la tienda ‘Sport Tech’ de el mismísimo Cristian Bustos, que cuenta con equipamiento para diagnosticar problemas en la pisada y sobre todo proponer soluciones para disminuir el riesgo de lesiones.

Finalmente y sobre todo para los mayores de 35 años, creo que un buen trabajo de gimnasio, con foco en mejorar la resistancia muscular y la flexibilidad y no para hipertrofiar es algo fundamental para prevenir lesiones. Si tenemos poco tiempo siempre se puede hacer algo creativo, por ejemplo, natacion + 20 ó 30 minutos de pesas.

Fijarse en la clasificación general y no sólo las categorias por edades

Es un gran incentivo pensar en premiar en nuestras respectivas categorías por edad, pero también eso induce a que mucha gente de las categorías de más de 35, practicamente sólo vean eso y ni siquiera se fijen si hay gente mayor que le están ganando, o que justo en esa carrera había poca gente en su categoría. A veces se puede pensar que nos fue muy bien porque ganamos o salimos 2dos ó 3eros en la categoria por edad, pero también puede ser que en la misma carrera se salga 6to ó 7 mo, pero que en términos reales el rendimiento fue mucho mejor. En lo personal y creo casi desde mi primer triatlón siempre me fijé en la clasificación general y no en mi categoría por edad. Incluso ahora en el Ironman Florida salí 9no en mi cat 45-49, lo que parece malo, pero por otro lado salí 86º en la general de casi 3 mil competidores y con casi 50 profesionales, lo que me indica que no fue tan malo. También en la misma carrera y si hubiera corrido en la categoria 25-29 habría salido 6to e incluso habría agarrado el cupo a Hawaii. Esta claro que fijarse sólo en los resultados de la categoría no nos da un indicador real de nuestro rendimiento y que fijarse en la clasificación general, aunque se tenga más de 40 años, si nos da un indicador real.

Por otro lado, si tienen condiciones, tiempo, se esta rindiendo bien y se es joven, yo recomendaría simplemente correr en la categoría elite y olvidarse de las medallas en las categorías. Se que este tema da para mucho, pero por lo menos en mi caso y desde justamente el ´91 y hasta que me fui de Chile el 2001 siempre corrí en la categoría profesionales o elite. No era profesional del triatlón ni tan bueno, pero eso me daba a la vez una motivación especial para dar lo mejor de mí.

No se si en dos décadas más voy a fijarme si he corrido sólo un Ironman más o docenas más y conseguir más clasificaciones a Kona o no conseguir ninguna más, eso no tengo cómo saberlo ni es mi objetivo, pero lo que si se, es que hare todo lo posible por seguir disfrutando del entrenamiento, las competencias, el ambiente, el desafío, todo el proceso de preparación, la amistad de los triatletas y mantenerme sano y libre de lesiones. También voy a estar pendiente de aconsejar al que me lo pida de como mantenerse competivo y corriendo Ironman por Décadas.


Daniel Labarca

Triatleta Amateur

Ironman - Ironman 70.3

59 Ironman y 15 Ironman Hawaii

Volver

Muchas Gracias Daniel.
Tremendo ejemplo para muchos que creen que "han entrenado mucho".
Se puede compatibilizar trabajo, vida familiar y Triatlón, hay muchos buenos ejemplos. Daniel lo está demostrando.
Gran aporte al deporte nacional y todo un referente de marca mayor en Trialón en cualquier parte.

Muy buen estimulo para el que empieza ó para el que se siente cansado y desmotivado.
Coincido contigo en lo principal que es si se quiere hacer repeticiones es mejor intercalar cambios de ritmo en el entrenamiento del trote al final de cuentas eso sirve mucho para todo tipo de carreras.
La zapatilla como dijiste no se requiere que sea la de última generación si lo importante es la amortiguación, talon y flexibilidad donde existen muchos modelos así.
Nuevamente mis felicitaciones por aportar con este gran articulo.

Hola, me gusto mucho el articulo, para alguien que recién empieza en este deporte son palabras motivadoras y de gran ayuda, saludos y suerte.

Daniel espectacular el artículo, muchas gracias por compartir tu experiencia con nosotros.

Un abrazo,
JSM.

Publicidad
Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 0 users and 12 guests online.