La Merino en los ´90


Héctor Rojo nos envió esta foto y nos cuenta su historia.

“En los cambios de casa siempre aparecen cosas antiguas almacenadas en no se dónde y en ninguna parte. Me encontré con esta foto histórica de cuando corríamos duatlones en la desaparecida carretera Arturo Merino Benítez, entre el Puente Centenario y el Puente Lo Saldes, hoy parte de la Costanera Norte”. La Merino. Quien podría olvidar los martes en la noche en la Merino!!

A la Merino muchos la llamaban el “tontódromo” porque “estábamos horas y horas dando vuelta en el mismo circuito.”

“Aparte de que la modernidad nos quitó una buena vía para entrenar, este es un buen ejemplo del entusiasmo que reinaba por correr en cuanta competencia organizaba uno de los pocos promotores que existían por allá por los años 80-90: Olimpo.”

“En mi caso, una vez en un Duatlón organizado por Rodrigo Salas, tuve la osadía de irme en el trote junto con Claudia Cortés, quien aparece a mi izquierda. Con la diferencia que ella venía en la segunda vuelta y yo recién en la primera (mis saludos y mi respeto a Claudia, gran atleta a quien recuerdo con cariño). También aparecen mi hija y esposa, quienes en esa época todavía me iban a alentar a las competencias. ¿Adivinen quien está detrás de nosotros?”

“Lo más increíble es que era invierno y corríamos con zunga como si estuviéramos en la playa. Eran otros tiempos con otra mística. ¿O era que nos creímos el cuento?”

Buena foto para el recuerdo Héctor. Hay de todo en la foto: Zunga, familia apoyando, Claudia Cortés, la nostálgica Merino, frio, Olimpo y escondido atrás me parece que es Martín Rivas. ¿O no?

Por Ricardo Cumplido (Febrero de 2012)

Volver

La verdad que ahora trabajo casi enfrente de ese mítico circuito y siempre recuerdo esos entrenamientos nocturnos.
Cierto nos creiamos el cuento.
Saludos a esos corredores como Hector, Claudia y creo que atrás esta el incombustible de Ricardo.

saludos
Cristian

Tienes razón Cristian. Parece que soy yo. Pensé que era Martín pero ahora me dejaste metido. Vamos a tener que esperar a Hector que llegue de sus vacaciones para que nos aclare.

que tiempos aquellos. bonitos recuerdos. me acuerdo que los giros eran por una callejón bien estrecho y que algunos se soltaban de los pedales. tambien vi un par de porrazos de esos suaves para el lado, por perdere el equilibrio.

Publicidad
Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 0 users and 6 guests online.