Ausencia de menstruación


Es un hecho que la menstruación sufre ciertos cambios y genera inconvenientes en nuestras deportistas, tanto profesionales como amateurs. Así que comentemos un poco esto de que el período desaparece por meses en las “deportinas”.

Les recuerdo que este artículo es como una conversación de amigos, así que intentaré explicar algo que del punto de vista hormonal es complejo y árido para quien no es versado en el tema.

Lo hermoso de la menstruación, que uno muchas veces lo considera un inconveniente (claro pues Doctor, si a Ud nunca le ha pasado!!!), es que es la culminación de una secuencia estricta y precisa de eventos hormonales que involucran la participación de glándulas que están tan lejos entre sí y que se comunican de manera fluida: hipotálamo e hipófisis en el centro de nuestro cerebro, ovarios en la pelvis y útero que es el que interpreta lo que el ovario le dice… hormonalmente hablando. Si alguno se equivoca o recibe mal la información, entonces no hay regularidad o finalmente la regla no llega.

La ausencia de menstruación (llamada amenorrea) es como el final del camino entre las múltiples alteraciones en la frecuencia de presentación del período.

La práctica deportiva intensa, un bajo porcentaje de grasa (o una pérdida de peso brusca e importante), la mala alimentación (que incluye los desórdenes alimentarios), hacen que las irregularidades menstruales y la AMENORREA sean un hecho frecuente en las cultoras del deporte que nos reúne.

Es un acontecimiento relativamente poco frecuente en la población general (1-2% de las mujeres en edad fértil), pero puede ser tan frecuente como 35-40% en mujeres deportistas. De la misma manera los desórdenes alimentarios como anorexia y bulimia llegan a más del 25-30% (en la población general no llegan siquiera al 1%).

Entonces, lo primero que debemos convenir es que no tener menstruación cuando anteriormente la tenías NO ES NORMAL!!!!

CAUSAS:

Multifactorial (cuando los doctores dicen eso es porque no saben que diablos produce el fenómeno): No hay un porcentaje de grasa bajo que verifica el fenómeno, tampoco un volumen o intensidad de entrenamiento, tampoco un número de calorías mínimas para evitarlo… es decir, es algo PERSONAL. El stress sicológico también jugaría un rol en su génesis.

CONSECUENCIAS:

Si no las tuviera no estaría escribiendo esto.

  • Primero que todo no asustarse porque no se está acumulando en ningún lado (falta que se produzca, no que se evacúe, se entiende?).
  • Segundo, recordar que hay causas graves que lo producen que no tiene nada que ver con el deporte, por lo que siempre hay que consultar a su médico. También hay causas banales (como el uso de anticonceptivos de baja dosificación que es LEJOS la causa más frecuente), EMBARAZO!!!, enfermedades tiroídeas, Insulinorresistencia (que en las más flacas es difícil de tratar), Sindrome de ovarios poliquísticos, y muchos otros… Así que no desesperarse. El especialista sabrá hacer el diagnóstico diferencial y tratar de manera adecuada cada uno de ellos.
  • Tercero, de manera crónica y desatendida, la amenorrea por deporte (¿digámosle así ya?), puede llevar a pérdida del capital óseo, es decir pérdida paulatina del calcio en los huesos, lo cual es un proceso relativamente normal, pero después de la menopausia. Casos extremos pueden llevar a osteoporosis y fracturas en huesos patológicamente debilitados. No sólo eso, la falta de estrógenos que involucra este fenómeno puede disminuir la natural elasticidad de ligamentos y favorecer rupturas, distensiones, entesitis y un sinnúmero de patologías articulares… Y a nadie le gustan ésas cierto?
  • Cuarto, puede ser el primer paso para descubrir un desorden alimentario en las chicas más jóvenes y descubrirlo y aceptarlo es a su vez el primer paso para tratarlo. Acuérdense que en el afán de ser más flacas las adolescentes/adultas jóvenes presentan anorexia nerviosa y bulimia. Estas enfermedades psiquiátricas son tratables, recuperables y no dejan secuelas en la mayoría de los casos, así que OJO!!!!

TRATAMIENTO:

Si efectivamente se trata de una amenorrea por deporte, el tratamiento es multidisciplinario y estará dirigido a tratar la causal basal de este síntoma y no el síntoma mismo. Sería fácil dar anticonceptivos para hacer “aparecer” la menstruación, pero eso NO TRATA EL PROBLEMA DE BASE.

Probablemente el entrenador y nutricionista deban adecuar el esquema de entrenamiento (por el gasto calórico) y la dieta (por la ingesta calórica), que le permitirán aumentar un poco el porcentaje de grasa y volver a tener una secesión hormonal normal. Además recordar que es necesario suplementar Calcio en dosis importantes (1000 – 1500 mg/ Día) y Magnesio (250 mg/día) para suplir la pérdida acelerada que la amenorrea involucra.

Ah, lo último, en términos generales no produce secuelas del punto de vista de la fertilidad, que es algo que siempre preocupa.

Mayo de 2012

Fernando Heredia M.
Ginecólogo - Obstetra - Oncólogo

Triatleta
FullRunners Concepción
herediaf@gmail.com


Volver

Super bueno e interesante artículo Feña Heredia y muy buenos comentarios. Lo único que les puedo agregar es que a pesar de ser triatleta me encanta ser mujer por ahora, pero en mi próxima vida.........SERÉ HOMBRE !!!!!!!! es definitivamente más fácil.
Saludos !
Fernanda

Muy interesante sobre todo por que las chicas "la llevan" en materia rendimiento en el triatlón chileno (Bárbara R.), acá les dejo algunas importantes consideraciones:
En el Ciclo Menstrual, durante las Fases Postmenstrual y Postovulatoria, el aumento de la producción tanto del Estrógeno como la Progesterona, hormonas presentes en la biología femenina, son determinantes en el desempeño de las deportistas de alto rendimiento.
La eficacia de la preparación de las jóvenes en estas edades que corresponden al período de la pubertad, en deportes de alto rendimiento, depende de muchos factores uno de los cuales es la planificación y realización del proceso de entrenamiento teniendo en cuenta las particularidades del ciclo menstrual.
El ejercicio físico de nivel medio y alto a largo plazo puede disminuir el dolor durante la menstruación odismenorrea, acortar la fase Lútea, que comienza después de la ovulación provocando la inadecuada producción de Progesterona; la carga física también puede inhibir el proceso de ovulación o Anovulación,provocar la ausencia de menstruación o Amenorrea y producir largos períodos menstruales u Oligomenorrea.
Por otra parte, las tensiones considerables, tanto físicas como psíquicas, que actúan sobre el Sistema Nervioso Centralpor medio de la cadena hipotálamo-hipófisis-gónadas, también puede cambiar esencialmente la función menstrual del organismo, hasta provocar la desaparición de la menstruación.
El conocimiento de la duración del ciclo (individual)y su estabilidad permite organizar la estructura del proceso de entrenamiento de tal manera que esté acorde con los ciclos femeninos (muchísimas veces esto no se considera y se planifica = que si fuese un varón). Así en las fases más favorables las deportistas(post ovulatoria y post menstrual) pueden asumir una mayor carga en su entrenamiento, alternándola con descensos en las fases más “frágiles”, esto a medida que aumenta el nivel de la deportista se vuelve más importante y a niveles Olímpicos fundamental y determinante.

Publicidad
Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 0 users and 6 guests online.