Claudio Nieto: Medio Puerto Varas 2011


Comenzar por felicitar a Fernando Heredia por su race report, por lo que voy a detallar mi experiencia en este maravilloso medio ironman de Puerto Varas.

El día viernes nos juntamos con Vicente Bobadilla a almorzar riendo y conversando de lo que más nos apasiona, el Ironman. Detallando los secretos de sus nueve horas, para mi próximo desafío en el Ironman de Cozumel. Y junto a "Maximus" su pequeño hijo y Antonella, su señora, disfrutamos unas pastas increíbles.

Al llegar a su habitación del hotel y tomar mi bicicleta Quintana roo, de pronto me dice "mira la flexibilidad de mi Plasma", percatándome que la capacidad para deformarse de cada cuadro es realmente diferente dependiendo del diseño. Y vuelve a decirme "ojo con la flexibilidad para mañana", en medio de risas y carcajadas, con "Maximus" que había despertado del todo, me fui pensando en la flexibilidad de mi Quintana.

Llegó el día de la carrera y en el parque cerrado me encuentro con Vicente a mi lado ordenando su Plasma. "La flexibilidad pensé"… la flexibilidad, volvimos a reír.

La salida de la etapa de natación fue puntualmente a la hora programada. Sonó la chicharra y partí corriendo a encontrarme con la sensibilidad para "arrancar" del grupo. El lago estaba espectacular, luego de los primeros 300 mts pude observar que no tenía a nadie en mis pies, era una verdadera piscina. Había que girar en un galeón antiguo, grande y detrás de él estaba la boya, para continuar a otra y formar el tradicional triángulo, en sentido horario. Hacia la segunda boya el Sol estaba bajo, por lo que poder identificar el próximo giro era realmente difícil. De pronto un golpe en la cabeza, me detengo escasos segundos y era el kajak que me seguía, con un niño que me grita "es para el otro lado, ve para la playa"…ahí pude recién divisar la boya y direccionar mis brazos.

Eran dos giros, por lo que, cuando corrí al cono y volví a sumergirme en el lago, olvidé lo bajo que éste era, y me aventuré en un "piquero" donde aterricé con mi nariz en la arena, me "fracturé el tábique pensé" el dolor afortunadamente se fue y puede salir en 28 minutos.

Una rápida transición y partieron los cuatro giros de ciclismo, un circuito bueno y a medida que avanzaba el tiempo también lo hacía el viento.

En el primer giro, pude ver que estaban a escasos minutos Santiago Amigo y Vicente, mas atrás Moisés Torres, Edgardo Opazo, Andrés Patuelli y Alex Gajardo.

Tenía que hacer mi carrera, esto es, partir de menos a más, intentar promediar lo que veníamos haciendo junto a Alex Gajardo en los entrenamientos de los días sábados. Donde nuestro Coach el "Lalo" Araya, no repetía en forma alquimista, "sensibilidad muchachos, sensibilidad".

Es bueno tener parejas de entrenamiento del nivel de Alex Gajardo, permite soportar las extenuantes jornadas y mejorar en aquello que somos más débiles. Es bueno tener además, al Lalo como conductor y guía.

Un formador que tuve en mi infancia, cuando era nadador, fue Iury Basckthofth, triple medallista olímpico en Seúl ´88 y Barcelona ´92, además de construir mi cabeza de deportista, también aseveraba, el verdadero entrenador es aquel que tiene la mezcla perfecta de "alquimista (creador, buscador, artista) y madre superiora (cobija, protege, cuida)". El Lalo tiene esa mezcla fantástica de los grandes líderes.

Sigamos, en el kilómetro 55 fui sobrepasado por Santiago Amigo, con un ritmo demoledor, no intenté seguirlo, fui fiel a lo planificado, promediar 38 km/h me daría un tiempo del que podría correr sostenido.

A 1 minuto 55 segundos me bajé a correr de Santiago, había estado sobre el pedal 2 horas 19 minutos. Me sentí fuerte de inmediato en pedestrismo, había calculado que cada 3,5 km tenía que girar en 14 minutos 30 segundos, para correr bajo la hora treinta, llevaba en mi cinturón Promeals Burn, de Nutrition Factory, muy bueno de sabor y mejor de sensación. En el kilómetro 6 de la etapa de pedestrismo me alcanza el "Vicho", con otro ritmo demoledor, "la flexibilidad me dice…" no pude dejar de reírme y gozar el momento, entre el sudor, cansancio, la temperatura que crecía, estaba la figura imponente del volcán Osorno.

Esas catedrales monumentales que nos recuerdan lo pequeño que somos e incitan a la humildad y sensibilidad de alma. Años atrás, cuando me dedicaba al montañismo, estuve ahí arriba, con esquís al hombro, contemplando Puerto Varas hacia abajo. Esta vez, la mirada encorvada hacia el infinito recordaba que había cambiado de disciplina, que el sudor del triatlón de larga distancia era, por esta época, mi nueva pasión.

Continuemos, volví a concentrarme en mi ritmo, técnica, hidratación y respiración, los productos de Nutrition Factory hacían lo suyo de buena manera. Veía que Alex Gajardo corría con el viento, empujado por ángeles, con un ritmo más que demoledor!!

Sin darme cuenta, de pronto, lo veo a mi lado alentándome en alcanzar a Santiago Amigo, corría a ritmo descomunal. La tricota amarilla del Team Bustos adelante, pensé, el Lalo va a estar feliz…

Al final, en el último giro nos mantuvimos así, el Vicho llevándose la carrera, Alex Gajardo demostrando que es uno de los grandes, Santiago Amigo, yo y mas atrás, también corriendo con el viento, Gonzalo Sepúlveda quitándole el 5to lugar a Moisés Torres. El crono final 4 horas 20 minutos 51 seguntdos por mi reloj.

Finalmente, agregar y dejar testimonio de la hazaña de Felipe Prado, del Brain Team, quien en su primer Medio Ironman pinchó y estuvo más de 40 minutos detenido en la berma, un desconocido, después de ayudarlo a intentar cambiar, le prestó su rueda para poder terminar el circuito. Felipe terminó la carrera, batallando, demostrando con ello, que la voluntad y estoicismo son nuestras poderosas herramientas para llegar ahí donde depositamos nuestros sueños.

Felicitar a la organización, a todos los atletas y familias que acompañan y gritan desde afuera, que esperan y nos llevan la cuenta, que nos incitan a más y están siempre ahí, como "Maximus" y Antonella para el ganador de la prueba, Vicente Bobadilla… "la flexibilidad hizo lo suyo…".

Claudio Nieto
Team Bustos

Volver

Compadre, aparte de ser un gran nadador, triatleta y montañista, usted es un poeta de la vida...què grande que sos Claudio!!
Un abrazo y nos vemos en otra reyerta deportiva!!

Gracias Claudio por la referencia, gratifica aun mas cuando viene de un grande como tu...!

Excelente relato Claudio. Felicitaciones por la carrera.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 0 users and 5 guests online.